La economía del túnel

En medio de la crisis económica, México tiene posibles salidas

Sin duda el sector más importante para México son las manufacturas, muy por encima del petróleo, y es que cerca del 20 por ciento de los empleos formales se generan en las manufacturas.

Altísimo el precio del dólar, acompañado de un precio del petróleo muy bajo, una combinación que preocupa y ocupa al gobierno mexicano, ya lo dijo Cartens el día de ayer: "hay que prepararse para un choque grave". En este entorno de crisis, México deberá buscar las posibles salidas a la misma.

El desarrollo de las manufacturas tiene una fuerte relación con la estabilidad macroeconómica, los tiempos de crisis económicas internas quedaron en el pasado, hoy la economía mexicana está en crisis, resultado de la problemática internacional.

En medio de la crisis internacional, hay posibles tres salidas para México: El turismo, las remesas y la exportación de manufacturas, estas últimas han generado cerca 60 mil millones de dólares anuales por exportación.

Las manufacturas en México están creciendo, su desarrollo se genera particularmente en la zona del bajío, el llamado diamante mexicano. Hay quienes afirman que las manufacturas pueden ser la locomotora que en los siguientes años permita a México enfrentar el entorno internacional tan adverso. Estamos ciertos que es un sector que está desaprovechado, se debe poner una mayor atención en dicho sector. Es un sector que además de generar empleos directos e indirectos, permite atraer divisas, las cuales son muy necesarias para fortalecer las reservas internacionales.

La maquila del pasado, hoy afortunadamente está agregando valor agregado a sus exportaciones, Hoy ya no sólo se ensambla, sino que también se manufactura, además vemos que México ya está diseñando, lo cual ya es un gran avance; el futuro sería trabajar con la innovación.

El cambio o la transición de la maquila a la manufactura es resultado de la apertura comercial, o cambiábamos o nos moríamos (en el buen sentido de la palabra). México poco a poco fue un país de empresarios que se creyeron la idea y la pusieron en práctica: "Lo hecho en México está bien hecho". El tema de los jóvenes es fundamental, jóvenes que se prepararon bien en la década del 2000 y que hoy son los profesionistas que están aportando lo mejor de sí en cada una de las empresas en que laboran.

La zona del bajío y su desarrollo industrial es resultado de las buenas estrategias locales, Guanajuato con su industria automotriz; Querétaro con la industria aeroespacial, Jalismo con el Silicon Valley mexicana.

Los cerca de 6,000 establecimientos manufactureros establecidos en México tienen el gran reto de mantener su competencia dentro del mercado internacional. Para lograr lo anterior, dichas empresas requieren gas y energía barata, mejores comunicaciones y costos más bajos, no es posible tener autopistas caras de mala calidad.

Si el análisis lo llevamos a lo local, el estado de Hidalgo puede atraer industria manufacturera de exportación, para lograrlo no hay una receta, sin embargo sí podemos argumentar que Hidalgo necesita: Parques industriales, agua, gas, capacitación para el empleo y telecomunicaciones.

Los empresarios, acompañados del gobierno requieren creer lo que están haciendo, es menester saber que lo están haciendo bien, pero sobre todo es necesario ver hacia el futuro, tener retos por delante y sobre todo tener claro que si la locomotora de México son las manufacturas, también hay que entender que los vagones de la locomotora, quiero decir los proveedores de las grandes empresas manufactureras, también deben crecer, para lograrlo requieren elementos que los lleve a ser más productivos, lo cual no es cosa fácil, quizá en la siguiente entrega hablemos de los vagones del tren.

graciamaximiliano@hotmail.com