La economía del túnel

La creatividad del mexicano! ¿Por qué no convertirla en innovación Mexicana?

La habilidad del mexicano para crear cosas “informales” o simplemente reparar algo que está descompuesto es algo increíblemente creativo. Pero más increíble es que el mexicano no se da cuenta del potencial que tiene para crear cosas innovadoras que puedan competir contra los países más desarrollados.

Cuantas veces no hemos visto por las calles, en las casas, o en cualquier lugar dentro de territorio mexicano cosas que nos sorprenden y que decimos “jamás se me habría ocurrido”. Los mexicanos tienen una creatividad muy bien desarrollada, pero en muchas ocasiones no es la forma adecuada para utilizarla, por ejemplo el famoso grito de Pu…. en los estadios, es algo novedoso pero mal utilizado.

Se dice que la creatividad no es lo mismo que la innovación. La creatividad es  crear algo nuevo que no existe en el mercado o bien hacerle una modificación a un producto ya existente. La innovación por su parte, surge de la creatividad, pero hasta que ese producto sale al mercado para ser comercializado con éxito, hasta ese momento se le  considera como innovación.

Si México tiene la capacidad para crear, entonces también tiene la capacidad para innovar, el problema está en que el gobierno no le invierte lo suficiente en investigación y desarrollo y según la OCDE, México es el país que menos invierte en este sector, es lamentable saber que se tiene el potencial para utilizar esta habilidad en crear productos innovadores y México no lo aprovecha.

Un estudio realizado recientemente muestra como Japón, Estados Unidos, Alemania y Francia aprovechan el pensamiento divergente para añadir valor a sus economías. Y lo hacen de la manera más provechosa para su país.

Esto es lo que a México le hace falta, sacarle provecho a su población, explotando esa creatividad que se tiene y crear productos competitivos. Se debe evitar la fuga de cerebros y cuando están fuera de nuestro país, tratar de traerlos nuevamente. El CONACYT está intentando hacer esa labor

Otro problema es que la mayoría de los mexicanos tienen miedo de crear sus propias empresas. El miedo de arriesgarse y enfrentarse al mundo globalizado y competitivo es un factor determinante que los frena. Los mexicanos nos conformamos con adquirir productos extranjeros que satisfacen nuestras necesidades, aunque tengamos que comprar a precios elevados.

En México se requiere una mayor participación de las empresas en la innovación y desarrollo, ya que mucho del trabajo en la materia se hace por los gobiernos y universidades.

Se ha usted preguntado estimado lector en qué productos y sectores México es competitivo. Los principales productos que exporta al mundo son:

Un 19.6 por ciento corresponde a artículos para ensambles de autos y camiones, un 19.2 por ciento productos para ensambles de aparatos eléctricos, un 13.7 por ciento a máquinas de procesamiento, un 14.1 por ciento a combustibles crudos.

Los datos antes señalados nos indican que la mayoría de los productos que México fabrica para ser exportados son del sector industrial y no productos terminados de consumo.

¿México qué le compra a los países extranjeros? Un 20.9 por ciento pertenece a aparatos eléctricos, un 16.2 por ciento a máquinas y aparatos de corte, un 9.8 por ciento a productos derivados de combustible como las gasolinas, un 8.9 por ciento a automóviles y vehículos de transporte.  Dichos productos los importa principalmente de Estados Unidos, China y Japón con un 50.18 por ciento, 15.17 por ciento y 4.74 por ciento respectivamente.

Es frustrante saber que en México la mayoría de las empresas sólo producen parte de los productos terminados que posteriormente se exportan, los cuales posteriormente son importados como bienes terminados para el consumo en México, pero a precios muy elevados.

En México podemos crear esos mismos productos ya terminados para venderlos en el mercado nacional y al de exportación tratando de competir con las marcas más reconocidas a nivel mundial.

En México se tiene la capacidad de crear productos innovadores, de crear marcas competitivas, de satisfacer las demandas de muchos países incluyendo la nuestra, somos capaces de elevar nuestra  economía y de darle un mejor futuro al país. Experiencias exitosas se tienen, grupo Bimbo, Modelo, Cemex, etc.

Se tiene que convertir esa creatividad Mexicana en innovaciones Mexicanas y decir con orgullo este producto de consumo es creado en México.

*Karina Guadalupe Carrillo Torres

*Becaria en el Verano de Investigación 2014. Academia Mexicana de la Ciencia. Instituto Tecnológico Superior del Dorado, Sinaloa, México.