La economía del túnel

Veremos pasar por delante a los países Latinoamericanos

Logré observar en Ecuador un país pujante, una nación en vísperas de alcanzar una mejora en la calidad de vida de los ecuatorianos, lo cual está asociado a una política económica adecuada y eficiente.

Ya lo escribí la columna pasada: o México avanza o se queda viendo pasar por delante a los países latinoamericanos, los cuales, me queda muy claro,  llevan un rumbo definido basado en mayor crecimiento y desarrollo económico.

En mi pasado viaje al hermano país de Ecuador, llevaba la expectativa de pisar un país de grandes contrastes, con muchos pobres y pocos ricos, con calles llenas de baches, topes (como todo país atrasado), calles obscuras, transporte público en mal estado, violencia, delincuencia, comerciantes ambulantes, mendigos pidiendo limosna por las calles, niños solicitando un centavo, madres cargando en sus rebosos a sus hijos recién nacidos (parece que acabo de mostrar la realidad mexicana). Pero no estimados lectores, no encontré nada de eso, al contrario viví un país contrario al que les acabo de describir.

Gran sorpresa tengo al observar una nación cuyo crecimiento económico es cercano al 5 por ciento promedio anual en los últimos años, además un gobierno cuyo incremento en el gasto público no es resultado de endeudamiento, sino de un mejor gasto social.

Logré observar en Ecuador un país pujante, una nación en vísperas de alcanzar una mejora en la calidad de vida de los ecuatorianos, lo cual está asociado a una política económica adecuada y eficiente.

Durante mi trayecto por dicha nación observe una serie de medidas de política pública eficiente y adecuada, por ejemplo, todos los taxis llevan en la cabida dos cámaras de video, la cual va video grabando y enviando la señal en tiempo real a una central. En el caso de una emergencia, el chofer o el pasajero pueden oprimir un botón el cual manda una señal de alarma a la central policiaca

 Otra medida de política pública observada fue ver en las calles  contenedores de basura construidos y reforzados con aluminio, el cual es resistente a golpes o actos vandálicos, además en cada espacio hay tres contenedores los cuales separan  basura orgánica e inorgánica, con ello se está manejando en forma sustentable la basura. En México cuántas veces hemos visto contenedores de basura hechos de plástico sensible, el cual puede ser fácilmente destruido por los propios ciudadanos. Cuántos millones de pesos se han desperdiciado en ese tipo de malos gastos públicos. Dinero que es de los ciudadanos.

Ecuador recientemente inauguró un aeropuerto ubicado en su capital, Quito, éste está alejado aproximadamente a 30 kilómetros de la ciudad, sin embargo las carreteras que conectan el aeropuerto con la capital son dignas de admirar y mencionar, son cuatro carriles con materiales que a simple vista se ven muy resistente, con estas vías de comunicación (por cierto gratuitas y no como en México que para todo debemos de estar pagando casetas) los ecuatorianos llegan muy fácil y rápido al aeropuerto, por supuesto que dicha carretera no tiene topes, baches o semáforos. 

La ciudad de Portoviejo en la cual  presenté de mi conferencia, es una ciudad limpia, organizada, con espacios públicos de primer mundo, por ejemplo observé un centro comercial muy similar a lo que nosotros vemos en centros comerciales como Galerías Pachuca o plaza Q, eso no lo esperaba dentro de una ciudad la cual es una ciudad mediana, por ello mi sorpresa al encontrarme con este tipo de infraestructura la cual me dejó sorprendido.

Finalmente comentarles del buen gobierno nacional que tiene ese país, un gobierno que mira a la gente, un gobierno combatiente de la corrupción, un gobierno con Rafael Correa que tiene una comunicación cercana con su gente, un país digno de admirar, un país que está haciendo lo que le corresponde y lo está haciendo bien.

maximiliano@elcolegiodehidalgo.edu.mx