La economía del túnel

¿Sabe por qué está tan bajo el precio del petróleo?

En los últimos meses hemos observado  un descenso en el precio internacional del petróleo, energético del cual depende el presupuesto del gobierno en un 30 por ciento del total, esto es, de cada 10 pesos que recibe el gobierno de México y que utiliza para gastos de educación, seguridad, salud, etc., tres pesos provienen de los ingresos por la venta de petróleo en el mercado internacional.

La pregunta que da paso al título de esta columna es ¿por qué el precio del petróleo está tan bajo?,  tenemos varios fenómenos mundiales que lo explican, expliquemos paso por paso este fenómeno tan complejo de comprender:

• La demanda mundial de petróleo no ha sido como se esperaba, resultado ello del baja crecimiento en el PIB de los países ricos y de los  países de reciente industrialización, particularmente  La Unión Europea, China y la India;

• En los países árabes, particularmente en Arabia Saudita, se ha generado una preocupación como resultado de la crisis político militar en Siria, Bahréin, e Irak;

• Arabia Saudita, principal exportador mundial de petróleo con el 10 por ciento del total mundial, sus ingresos públicos dependen en un 70 por ciento de sus  ventas internacionales del hidrocarburo;

• Al reducirse la producción mundial, lo lógico es reducir el consumo mundial de petróleo, pero si la producción del petróleo se mantiene, ello genera una baja en el precio internacional del hidrocarburo. En pocas palabras: si la demanda baja y la oferta se mantiene, se genera una sobre oferta, lo cual hace descender el precio de una mercancía. Lo mismo sucede con el precio del petróleo;

• Arabia Saudita sabe que necesita  mantener el precio del petróleo alto porque como señalamos, sus finanzas dependen en un 70 por ciento de la venta de petróleo. Es un país donde no se cobra ingreso sobre la renta y los energéticos son muy baratos:

• El debate de los Árabes giró en torno a dos posturas: mantener precios altos bajando la producción, o mantener la producción de petróleo con el riesgo de que el precio bajara (el escenario último fue el que hoy se vive);

• La política de Arabia Saudita fue que en medio del debate en ese país, se pensó que el incremento en la producción de petróleo en el año 2014 fuera de 1.4 por ciento y que el crecimiento en la demanda mundial fuera del 1.3 por ciento; sin embargo la realidad fue diferente, la producción creció al 1.4 por ciento y la demanda de petróleo creció solamente al 0.8 por ciento, ósea, se dio una sobre oferta y por ende el precio internacional se vino en picada.

• Con base en lo anterior, la Organización de Países Exportadores de Petróleo, decidieron no bajar la producción, aún y cuando el precio bajara. Se pensó que la demanda iniciaría su ascenso en el corto plazo, pero no fue así.

¿Qué va a pasar en el corto plazo? Arabia Saudita quiere que en este momento los precios cubran los costos medios de producción, con ello se fomenta la producción y se obtienen ganancias, en términos económicos, es un precio de equilibrio, lo cual, según los analistas, se espera que ese precio de equilibrio se logre alcanzar en el año 2016.

Si el precio del barril no sube el siguiente año, México tendrá un problema delicado por resolver, ya que en ese año nuestro país ya no contará con la cobertura de vender a un precio fijo petróleo a futuro, gracias al seguro contratado con antelación.

México enfrentará posibles problemas, no tan graves como en los años ochenta, porque hoy México se ha quitado en parte el peso del petróleo en su economía. El petróleo en el PIB participa más o menos con el 10 por ciento en el PIB de México.

Si llevamos nuestras reflexiones a lo local, preguntarnos si es prudente con los fenómenos internacionales, apostarle aún a la construcción de la refinería en Hidalgo. No consideramos que sea prudente, ya que está demostrado los altos costos que implica el mantenimiento de las refinerías no sólo en México, sino en el mundo.

Nos preguntamos, es posible que el precio de la gasolina descienda como resultado de la baja en el precio del petróleo, no lo creo, al menos en el corto plazo, y es que una parte de los ingresos del gobierno dependen de la venta de gasolina, compra en Estados Unidos barato y la vende caro a los mexicanos.

maximiliano@elcolegiodehidalgo.edu.mx