La economía del túnel

El México polarizado. El del norte y el del sur

Antes se pensaba: hay que crecer para incluir, hoy se piensa, hay que incluir para crecer. No cabe duda que esta generación tiene un gran reto,  tratar de igualar el  México del sur y el México del norte. Tenemos un México del sur caracterizado por lo siguiente: Pobreza, poco desarrollo, desequilibrios políticos, mal nivel educativo, rezagado, etc.

El México del sur: Industrial, con infraestructura, poco nivel de pobreza, generación de empleos, globalizado, forma parte de las cadenas globales de mercancías, crece su productividad al seis por ciento anual, etc.

La pregunta es qué hacer para lograr acabar con esa fuerte polarización entre los dos México,  y es que pensar en nuestro México es ser sabedor de la riqueza cultural, económica e histórica con la cual contamos.

La pregunta es: por qué tenemos dos México, si el gobierno federal ha gobernado para todos. Tenemos ventajas comparativas y competitivas: ubicación envidiable con grandes recursos naturales, estamos junto al mercado más grande del mundo, tenemos un bono demográfico cuya población principal por edad son niños y jóvenes.

México ha crecido al 2.3 por ciento anuales promedios durante los pasados 10 años, en contrate estados del sur crecen menos: Oaxaca y Guerrero crecen al 2 por ciento, Campeche decrece 2 por ciento promedio anual, todos ellos estados del sur; en contraste, Nuevo León está creciendo al 4.5 por ciento promedios anuales y Querétaro al 5 por ciento. Ahí se muestra el México del norte y del sur polarizado

En México el 60 por ciento de la población vive en pobreza, en contraste, sólo el 40 por ciento es clase media baja, frente a ello México no es un país de clase media, ahora bien para lograr que la clase media sea superior a la clase pauperizado necesitamos 40 años, o sea estamos con una generación pérdida.

La pobreza como proporción de la población total ha disminuido (con ello no quiero decir que estemos bien), tenemos una expectativa de vida de 74 años  de vida, pero en contraste se tienen 3,000 familias con un ingreso diario de 84 mil pesos, sí, no piense que confundí el dato, reitero, 84 mil pesos diarios es el ingreso diario de 3,000 familias mexicanas. Por otro lado, tenemos a 3 millones de familia con un ingreso diario de 100 pesos al día, sí, 100 pesos al día. Bajo esa lógica aparece nuevamente el México de los grandes contrastes, mientras no se combata la desigualdad, México no podrá pasar al umbral del desarrollo.

El sur del país no incorpora a los jóvenes dentro de la planta productiva, y si a eso le sumamos a los NINIS (ni trabajan ni estudian), entonces el dato estadístico se amplía; además las mujeres no son aprovechadas en actividades productivas. Un dato: en México cuatro de cada diez mujeres trabajan, pero en Chiapas dos de cada diez mujeres trabajan.

El problema del potencial demográfico es que no se aprovecha. Los jóvenes no encuentran trabajo bien remunerado y productivo. En el México del sur el salario es paupérrimo, y es que detrás de una persona se encuentran 10 esperando ese trabajo, entonces, piensan las empresas, ¿para qué pagar a los trabajadores salarios dignos? si se va un trabajador llegan diez.

Es cierto, somos el principal exportador mundial en pantallas planas y de refrigeradores, pero la pregunta es ¿Quién provee a esas grandes empresas exportadoras? la respuesta es las empresas extranjeras. Las empresas mexicanas en su mayoría no tienen la capacidad para proveer a las empresas exportadoras.

México es el cuarto exportador mundial de vehículos, por supuesto, son empresas ubicadas en estados del centro y norte del país, pero no establecidas en el sur del país. El reto es tener más empresas mexicanas conectadas a las empresas armadoras para darle más valor agregado a las exportaciones mexicanas, además atraer empresas a la zona sur del  país, la cual está ávida de dinero y trabajo.

La productividad es un elemento al cual México debe apostar de cara a un país más justo. Se requiere una política de capacitación y de formación con los suficientes elementos para que los trabajadores sean más capaces, acompañado ello de un uso más eficiente de tecnologías de punta. Retos pertinentes para los retos adecuados.

maximiliano@elcolegiodehidalgo.edu.mx