La economía del túnel

Crecimiento económico y derechos humanos

Podemos preguntarnos si ¿El modelo actual de libre mercado produce más Desarrollo o lo obstaculiza?

México en los últimos 30 años ha tenido un crecimiento económico paupérrimo,  ha sido cercano al 1.8 por ciento promedio anual, aunado a ello, a lo largo de esos años México ha atravesado por problemas económicos y sociales graves, los cuales no han sido pasajeros, su característica común es mantenerse a lo largo de los años.

Algunos intelectuales señalan que el problema es del modelo económico actual, un modelo de libre mercado que ha generado más pobreza y delincuencia, dos de los principales problemas del México actual. Por qué sigue habiendo pobreza en el mundo, la respuesta la encontramos en la falta de voluntad política. Ese es el gran reto para alcanzar desarrollo y defensa de derechos humanos.

El PNUD ha señalado la necesidad  de alcanzar un Desarrollo Humano privilegiando la dimensión social del proceso económico. La pregunta es, si es posible alcanzar el desarrollo al estar inmersos en un sistema cuya esencia es la exclusión social para acceder a una mayor calidad de vida.

Podemos preguntarnos si ¿El modelo actual de libre mercado produce más Desarrollo o lo obstaculiza?

Para el PNUD “El objetivo básico del desarrollo es crear un ambiente propicio para que los seres humanos disfruten de una vida prolongada, saludable y creativa. Esta puede parecer una verdad obvia, aunque con frecuencia se olvida debido a la preocupación inmediata de acumular bienes de consumo y riqueza financiera” (Informe de Desarrollo Humano, 1990).

Los derechos humanos es un concepto difícil de definir, se compone de dos palabras, “derecho” definido como las libertades garantizadas, o las cosas que tenemos permitidas, y la segunda palabra “humano”, definido como miembro de la especia homo sapiens, luego entonces los derechos humanos son los derechos que tenemos por el simple hecho de ser humanos, es el trato que merecemos recibir por ser personas.

Derechos humanos hay muchos, están particularmente vinculados con grupos, sin embargo hay derechos universales que aplican a cualquier persona independientemente de su religión, grupo étnico, edad, nacionalidad, profesión,  etc. son válidos para todas las personas por igual, los derechos humanos forman parte del derecho universal.

El desarrollo económico requiere como condición el crecimiento económico, para alcanzar lo primero requerimos verificar indicadores, como acceso a salud, a educación a vivienda digna, etc., es necesario verificar la calidad de los bienes y la distribución de ellos entre la población.

Desde un enfoque integral el PIB no es un indicador exacto para verificar el crecimiento económico y mucho menos para determinar el desarrollo.

Cuando las políticas económicas se centran el crecimiento, se detecta inequidad, un ejemplo es China, país que está creciendo al 10 por ciento pero sin embargo no así sus variables de desarrollo.

En economía tenemos principios referentes al rol del mercado, la mano invisible que lleva al bienestar de todos, sin embargo ello no es así, la mano invisible requiere la intervención del estado, por ejemplo para la defensa patrimonial.

Sin desarrollo económico no hay derechos humanos. Una reflexión

Son los derechos, económicos, políticos y culturales los que nos atañe analizar en este documento, son la segunda generación de derechos humanos, a los cuales hacemos referencia.

Los derechos humanos son indivisibles, se deben garantizar todos, ninguno tiene prioridad sobre los demás, todos están interrelacionados. Aquí son los gobiernos los responsables de defender los derechos y crear las condiciones para que se cumplan.

Si hay derechos humanos universales, entonces debemos preguntarnos porque existen en el mundo 16,000 niños muriendo de hambre cada día, si hay libertad de expresión porque hay presos políticos, si tenemos derecho a la educación, porque hay más de 1000 millones de personas adultas sin leer, si se abolió la esclavitud porque hay 27 millones de personas esclavizadas.

Lo importante es hacer que las palabras escritas se hagan realidad, ya en su momento hombres universales como Martin Luther King o Nelson Mandela, defendieron los derechos de las personas.

Derechos humanos y desarrollo no siempre están unidos, muchas veces cada uno de ellos van por caminos distintos

No necesariamente el desarrollo económico implica respeto a los derechos humanos, un caso específico es la República popular de China. Sin embargo los chinos están viendo en este momento que después de crecimiento económico ahora requieren democracia. Rusia es un país importante por tamaño, número de habitantes y crecimiento, pero tienen instituciones democráticas sobre la base de la vertical del poder, esto es, un presidente fuerte con instituciones débiles.

Desarrollo económico no puede existir sin Derechos humano, los derechos humanos son condición sine qua non para tener desarrollo.

maximiliano@elcolegiodehidalgo.edu.mx