La economía del túnel

Competencia económica y crecimiento

La política de competencia pretende combatir acciones que vayan en contra de la libre concurrencia, y es que en ocasiones las empresas se ven motivadas a realizar prácticas anti competitivas  con el objeto de incrementar sus ingresos a costa de los consumidores.

Recientemente se aprobó una nueva Ley de Competencia Económica, la cual se encuentra vinculada a la nueva ley de telecomunicaciones, cambios que de alguna manera benefician a los consumidores, por ejemplo en tres años los mexicanos ya no pagaremos las llamadas de larga distancia, serán llamadas locales, cuando un mexicano desde Tijuana llame a su familia en Cancún estará realizando una llamada local.

Qué es lo más importante de la reforma de telecomunicaciones, por un lado se le bloquea a Carlos Slim para que acceda a la televisión abierta al menos durante los siguientes dos años, por otro lado tendremos mayor competencia, sin embargo debemos esperar los cambios con las reformas secundarias.

Con la iniciativa de reforma sí se avanza para lograr mayor competencia, pero se debe crear además  un órgano autónomo que se encargue de revisar los contenidos y con ello permita a los mexicanos tener acceso a canales de calidad (más allá de lo que ahora hace Gobernación).

El centro de la reforma de telecomunicaciones es dar a los mexicanos mejores servicios y abrir la televisión a la competencia, por ello con la reforma en telecomunicaciones los mexicanos esperamos una televisión más abierta, de no lograr los puntos anteriores entonces la reforma en telecomunicaciones no servirá de nada.

Preguntarnos qué es la competencia económica y para qué nos sirve. Con base en la ley, ésta nos señala que la competencia se refiere a una situación en la que las empresas rivalizan entre ellas y se esfuerzan para ganar más clientes e ingresos. Para lograr su objetivo, las empresas pueden utilizar diferentes estrategias como nuevos productos, precios más bajos, reducción de costos o mejora en la calidad. Por lo anterior, la competencia genera un círculo virtuoso que incrementa el ingreso real de las personas y con ello fomenta la competitividad, la inversión y el crecimiento económico.

La política de competencia pretende combatir acciones que vayan en contra de la libre concurrencia, y es que en ocasiones las empresas se ven motivadas a realizar prácticas anti competitivas  con el objeto de incrementar sus ingresos a costa de los consumidores. La política de competencia pretende generar estrategias de rivalidad entre las empresas con el objeto de que éstas compitan con equidad.

Para el caso de México, la política de competencia se enmarca en el artículo 28 constitucional y el instrumento jurídico es la Ley de competencia. No obstante, en términos generales el marco jurídico de la competencia económica en México se rige por: los artículos 28 y 117 constitucionales, la Ley federal de competencia económica, el artículo 254 bis del Código Penal Federal, el reglamento de la ley de competencia y diversas legislaciones sectoriales.

La Comisión federal de competencia tiene como facultad prevenir acciones anti competitivas y corregir aquellas que se hayan generado, además se tiene la facultad para sancionar una práctica monopólica anti competitiva, por ejemplo con hasta el 10 por ciento de los ingresos del infractor o sanciones penales que van de 3 a 10 años de prisión.

Supongamos que la empresa X desea comprar  la empresa Y, dichas empresas producen los mismos productos, para hacerlo deberán informar a la Comisión Federal de Competencia su deseo, y hasta que la Comisión lo haya autorizado, podrán realizar la concentración entre las dos. La pregunta es ¿qué elemento de juicio debe considerar la Comisión de Competencia para permitir esa concentración entre las dos empresas? demostrar que la concentración no dañará la competencia.

Seguramente usted se ha encontrado con acciones o hechos que se enmarcan fuera de la ley y sin embargo las empresas las realizan, por ejemplo: “ventas atadas”, esto significa que cuando usted compra un servicio, la empresa le obliga a tener que contratar otro servicio vinculado al primero, de lo contrario el contrato no se puede realizar. La acción anterior va en contra de la ley de competencia según el artículo 10 fracción tercera.

Quizá usted se haya encontrado con el siguiente hecho: exclusividades, significa que una empresa  dominante en el mercado, tiene la política de vender sus productos únicamente a quienes no ofrezcan en sus tiendas productos similares. ¿Le recuerda este hecho el nombre de una empresa refresquera de productos de cola? Seguro que sí; dicha acción se tipifica en el artículo 10, fracción cuarta de la ley federal de competencia.

maximiliano@elcolegiodehidalgo.edu.mx