Comentario y Debate

Pasado, Siempre Presente

En Política, el pasado siempre está presente, principalmente cuando de campañas electorales se trata.

En las actuales campañas, de eso se debe tratar, de conocer los hechos que siempre dicen más que las palabras: "res, non verba" como afirmaban los antiguos romanos, "hechos, no palabras".

En las últimas dos competencias presidenciales en que el hoy anti priista Andrés Manuel López Obrador participó como candidato presidencial, le han recordado su pasado priista.

Tanto Josefina Vázquez Mota como Felipe Calderón, utilizaron, entre otros, el argumento de su presunta autoría de un himno al PRI, tema que hasta octubre de 2015 quedó, al menos, legalmente resuelto con el registro ante Derechos de Autor, por el declarado autor, Alberto Zentella Rodríguez

(https://www.youtube.com/watch?v=OhaO2hAchwg).

Sin embargo, sospechosismo que algo queda, porque se estrenó en 1983, cuando Andrés Manuel era presidente del PRI de Tabasco, su foto aún se conserva entre los dirigentes estatales del PRI.

El poco conocido himno del PRI defiende la libertad, la unidad, la democracia y la justicia social, como valores que entonces deberían caracterizar la administración de su estado natal, Tabasco, inicia con esta estrofa:

"Somos unidades del partido, gotas de agua que formamos un océano, somos dirigentes progresistas, nacionalistas y revolucionarios, celosos vigilantes del partido, no permitimos que socaven nuestra patria, extraños, inconformes y traidores, en momentos de crisis ni en bonanza".

Hoy nuevamente se lanzan ataques a diestra y siniestra para desprestigiar a los contendientes.

La guerra sucia apenas arranca y lo que nos espera es lamentablemente tan sucio, que no imagino como quedarán al final.

Contrariamente a lo que debe ser la competencia para que los electores decidamos por el mejor para gobernar al país.

Quien quede, llegará tan afectado que su imagen será otra diferente a la que pretende su propaganda de campaña.

George Orwell en su libro "1984" escribía que "quien domina el pasado, domina el presente y el futuro", idea no tan original, porque tal vez se inspiraba en lo que Stalin hacía, al reescribir o borrar de las enciclopedias la figura de quienes caían en desgracia.

Quienes conocemos las entrañas del sistema, sabemos nombres, fechas, acontecimientos, circunstancias del juego político, historia aún por escribirse.

En medio de tanta confusión, lo que pasó, pasó; puede y debe ser recordado en todas sus partes para que cada quien explique, justifique y juzgue conforme sus personales criterios, con la ecuanimidad que el tiempo nos regala.


Twitter: MauricioTexcoco