La ciencia por gusto

200 meses de ciencia

La ciencia no es un conocimiento arcano que los científicos mantengan en secreto, guardado bajo llave para que nadie más tenga acceso a él. Por lo contrario, está disponible para quien quiera verlo, en revistas científicas que pueden consultarse en bibliotecas universitarias y en las páginas web de las propias revistas.

El problema no es tener acceso a la ciencia: es comprenderla. Porque cada disciplina científica cuenta con su propio lenguaje ultraespecializado. El lenguaje científico es una fenomenal herramienta que permite una comunicación precisa, clara y veloz, pero tiene un precio: hace que la ciencia quede aislada. Para todo fin práctico, solo los expertos pueden entenderla. Queda así fuera del alcance del ciudadano medio.

Por eso, en cualquier sociedad moderna, es tan importante y necesaria la labor que pone ese conocimiento científico al alcance del público no especialista: la divulgación científica. Ésta consiste no solo en traducir, sino en interpretar, contextualizar y relacionar la ciencia con todo el resto de la cultura.

En México hay una tradición muy larga de publicaciones de divulgación, que viene desde el siglo XVIII, con los esfuerzos de José Antonio Alzate y José Ignacio Bartolache, y que llega hasta hoy.

En particular la UNAM ha sido un sitio propicio para el desarrollo de proyectos y vocaciones de divulgación científica. En 1970, gracias a los esfuerzos del físico Luis Estrada Martínez, se fundó la pionera revista Naturaleza, que perduró hasta 1985.

Desde entonces, han existido en nuestro país diversas revistas de divulgación científica dirigidas a distintos públicos, desde el más académico hasta el infantil. Entre todas ellas destaca, por su calidad, éxito y persistencia, ¿Cómo ves?, de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, que este mes presenta su número 200. A lo largo de más de 16 años, ¿Cómo ves? ha contribuido a fomentar la cultura científica en los jóvenes —y no tanto— de todo el país.

Pocas revistas universitarias llegan a tener tal éxito, con 20 mil ejemplares mensuales. Estos 200 meses son motivo de celebración. Lo invito a usted, lector, si es que no lo ha hecho ya, a conocerla y disfrutarla. ¡Felicidades a ¿Cómo ves?!

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

mbonfil@unam.mx