La ciencia por gusto

El cuerpo equivocado

Si no ha ido a ver esa joya que es La chica danesa, de Tom Hopper, ¿qué espera? Disfrutará una cinta llena de belleza visual y una historia conmovedora sobre un tema muy actual.

Trata de la vida de Lili Elbe (1882-1931), la primera mujer transexual de la que se tiene noticia. La película está basada en la novela de David Ebershoff, a su vez "inspirada" en el libro autobiográfico de Elbe, Man into woman.

La novela de Ebershoff es ficción: no se apega rigurosamente a los hechos de la vida de Elbe. A su vez, la cinta de Hopper cambia detalles de la novela. Aun así, es fascinante conocer la vida de quien fuera el pintor Einar Wegener, casado con la también pintora Gerda, y ser testigo del creciente conflicto que surge en él luego de posar usando ropa de mujer para su esposa. Esta experiencia lo libera para pasar al uso de ropa femenina (travestismo) y al surgimiento de su verdadera personalidad femenina, con los consecuentes problemas.

Para Lili, ser mujer era su verdadera identidad; se sentía, como tantas personas transgénero, "atrapada en un cuerpo del sexo equivocado". El sexólogo Kurt Warnekros le realizó tres operaciones experimentales para remodelar sus genitales y construirle una vagina. En la tercera se le implantó un útero. Desgraciadamente, Elbe murió por el rechazo del tejido transplantado. Elbe fue así, con Warnekros, una pionera de la moderna cirugía de reasignación de sexo.

El tema sigue siendo, además de inquietante y polémico, confuso. El problema con la transexualidad y las cirugías de cambio de sexo es que trascienden nuestras tradicionales —y limitadas— categorías de "hombre" y "mujer". Lili no es homosexual, sino transgénero: siente que pertenece al sexo "opuesto" a su sexo biológico, y se considera una mujer heterosexual. Hoy el respeto a los derechos humanos de los transexuales indican que debemos reconocer el género con el que se identifique una persona, no su sexo biológico.

Como se ve, es un tema enredado; sin embargo, los avances sociales y en derechos humanos, junto con el conocimiento científico de la biología y psicología de la sexualidad han ido permitiendo una revolución que está cambiando y mejorando las vidas de las personas no heterosexuales.


mbonfil@unam.mx
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM