La ciencia por gusto

Precisión científica

Según un viejo chiste, un ingeniero, un científico y un matemático viajan en tren por Irlanda. De pronto, ven una oveja negra por la ventana. “¡Miren, en Irlanda las ovejas son negras!”, exclama el ingeniero. “Error”, señala el científico. “Solo podemos decir que en Irlanda hay una oveja negra”. “Se equivocan”, tercia el matemático. “Lo único que sabemos es que en Irlanda hay al menos una oveja, uno de cuyos costados es negro”.

La anécdota muestra el excesivo énfasis de los científicos en la precisión de los datos (que solo superan filósofos y matemáticos). Deformación profesional muy útil en su ocupación, pero en el contexto público puede causar malentendidos.

Un ejemplo es lo ocurrido con el reciente comunicado de los expertos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) respecto a los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El comunicado señala que hay problemas metodológicos y de interpretación. Entre ellos, que el EAAF no estuvo presente cuando se recuperaron del río las bolsas con los restos, ni cuando se abrieron; que días más tarde se continuó recogiendo evidencia en el sitio sin la presencia del EAAF; que probablemente en el mismo lugar haya habido otros fuegos, y que los restos podrían por tanto pertenecer a otras personas.

Esto ha sido interpretado, como reacción a la afirmación de la PGR de que ya se ha establecido la “verdad histórica” del caso, como “prueba” de que la investigación no es confiable. Pero el comunicado no dice eso: al contrario, afirma claramente que “esto no excluye la posibilidad de que algunos de los normalistas hayan corrido la suerte señalada por la PGR”. Solo señala que no hay aún evidencia científica que permita hacer afirmaciones certeras.

Los forenses argentinos están simplemente siendo muy precisos, para evitar malentendidos, al señalar qué pueden asegurar y qué no. Pero, como no estamos acostumbrados a la exagerada precisión de los científicos, tendemos a interpretar eso como una afirmación de que la investigación ha dado resultados negativos.

Cuando haya resultados los expertos del EAAF los darán a conocer. Mientras tanto, autoridades y ciudadanos haríamos bien en esperar sin sacar conclusiones prematuras.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

mbonfil@unam.mx