La ciencia por gusto

Mentes brillantes

La semana pasada tuve oportunidad de asistir, gracias a la amable invitación de sus organizadores, al Universal Thinking Forum: un encuentro con 21 invitados internacionales que expusieron ante un público sus “ideas para cambiar al mundo” en un formato de 21 minutos, a lo largo de dos días.

Los ponentes se repartieron en seis temas: Educar es libertad, la libertad en peligro, la revolución tecnológica, ideas para cambiar el mundo, viviremos 1000 años y la búsqueda de la felicidad.

Como fui invitado en mi calidad de bloguero de ciencia, me concentré más en los ponentes que tocaron temas tecnocientíficos. Entre ellos hubo varios de gran calidad, como el premio Nobel Mario Molina o el físico mexicano Miguel Alcubierre, que desarrolló la teoría del viaje por encima de la velocidad de la luz, entre otros.

Llamó especialmente mi atención la exposición del científico colombiano Manuel Elkin Patarroyo, creador de la primera vacuna contra la malaria y que ahora desarrolla una segunda versión que espera tenga mayor efectividad. Si funciona, un premio Nobel podría estar en camino para Colombia.

Entre otros invitados prestigiados estuvieron el filósofo Fernando Savater y el juez Baltazar Garzón, ambos españoles; la bloguera cubana y activista por la libertad de los medios Yoani Sánchez, siempre polémica, y el violinista estadunidense Robert Gupta, con su programa de ayuda a desprotegidos a partir de la música.

Como científico, me sorprendió un poco ver que algunos invitados iban más bien a promover productos (redes sociales, sistemas de autosuperación), y que otros de plano promovían ideas esotéricas o pseudocientíficas.

Desearía que eventos del nivel de éste (o como La ciudad de las ideas, o las famosas Conferencias TED), así como otros espacios radiofónicos o televisivos en que lo mismo se presentan investigadores serios que charlatanes pseudocientíficos o místicos trasnochados, tuvieran un mayor control de la calidad de las ideas que difunden. Pero quizá sea solo mi sesgo profesional: después de todo, no se trataba de un evento de ciencia, sino de ideas diversas.

Lo que no se puede negar es que Universal Thinking Forum prometía ideas estimulantes, y sin duda así lo cumplió.

lacienciaporgusto.blogspot.com