La ciencia por gusto

Luis González de Alba

Estoy de luto. La muerte de Luis González de Alba, por más que haya sido “elegida”, me entristece.

Quiero hablar del González de Alba divulgador. El que vivía fascinado por los descubrimientos científicos y la imagen del universo que nos revelan, y que por décadas se dedicó a compartirlos con sus lectores.

Admiré su labor desde que comencé a leerlo en las páginas de La Jornada, en su columna “La ciencia en la calle”, y más tarde en su libro La ciencia, la calle y otras mentiras, que tanto disfruté por su seductora mezcla de ciencia, historia y cultura.

Con los años conocí otras de sus facetas: como activista gay, ex líder del 68, novelista e intelectual. Y seguí siendo lector de sus columnas semanales de ciencia, en El Financiero y más tarde en MILENIO Diario, y de sus libros de divulgación como El burro de Sancho y el gato de Schrödinger, que muestra un fascinante y delicioso panorama de la historia y la imagen actual de la física.

Rara vez tuve oportunidad de verlo en persona. Menos aún de conversar. Nunca pensé tener el honor de escribir en el mismo diario que él.

Fue siempre ejemplo y maestro para mí en el arte de comunicar la ciencia con entusiasmo y claridad. Desde hace años uso varios de sus excelentes textos como muestra de lo que la inteligencia, la cultura, la emoción sincera y la creatividad pueden lograr al redactar textos de ciencia. Esta labor la realizó sin apoyo de nadie, con sus propios medios. Y llegó a ser uno de los divulgadores más reconocidos e influyentes del país.

González de Alba era una persona difícil, de opiniones vehementes, tajantes, pero siempre fundadas en datos firmes y argumentos difíciles de refutar. No coincidí con muchas de sus posturas políticas. Pero reconozco su enorme tesón y su valor para mantener, hasta el final, su independencia, su libertad y su coherencia intelectual.

Hasta siempre, Luis. ¡Te debemos tanto aquellos que nos beneficiamos de tus luchas y afanes! Y, como lectores, te echaremos mucho de menos cada semana.

mbonfil@unam.mx
Dirección General de Divulgación
de la Ciencia, UNAM