La ciencia por gusto

Ciencia, evolución y entusiasmo

Esta semana recuperé el entusiasmo que sentía por la biología hace 25 años, cuando hacía mi tesis de licenciatura.

Viví esa experiencia gracias al simposio The major transitions in evolution (MMTE2015), organizado por la UNAM. Una magnífica reunión de especialistas científicos internacionales. Pero, antes que nada, una celebración del entusiasmo.

Y es que el evento surgió a partir precisamente del entusiasmo de un buen profesor, el investigador Federico Sánchez Rodríguez, del Instituto de Biotecnología, quien lo contagió a dos alumnos de la Licenciatura en Ciencias Genómicas de la UNAM: Berenice Jiménez Marín y Juan Escalona Meléndez.

A partir de un libro sobre las grandes transiciones en evolución, de 1995, Berenice y Juan concibieron la idea de invitar a México a uno o dos científicos para hablar del tema ante estudiantes e investigadores. La idea creció hasta convertirse en simposio internacional. Gracias a su pasión y a la ayuda de la comunidad científica, los dos jóvenes pudieron convocar el apoyo de diversas instituciones, y lograron un evento totalmente profesional.

Imposible resumir los temas tratados, todos por invitados de primera línea. El bioquímico Bruce Alberts; el experto mexicano en origen de la vida Antonio Lazcano; Ada Yonaht, premio Nobel de química 2009; Evelyn Fox Keller, filósofa de la ciencia y feminista, la genetista y bloguera Rosie Redfield; la arqueóloga mexicana Linda Manzanilla, y varios otros.

¿Qué impulsó a Berenice y Juan para lograr todo esto? La pasión, el entusiasmo, la “fascinación infantil” por la ciencia y la imagen que nos da de la vida. Un entusiasmo productivo: la reunión, dirigida a estudiantes de licenciatura y posgrado en biología así como investigadores, es un evento académico que permite escuchar de primera mano los últimos descubrimientos científicos, de voz de sus descubridores, y mostrar que la evolución no es solo un tema más en biología, algo opcional: todos los temas de investigación en biología deberían incluir la perspectiva evolutiva.

En el fondo, lo que recibimos los asistentes al MMTE2015 es una inyección de entusiasmo. Que es, finalmente, la fuerza que impulsa a quienes nos dedicamos a la ciencia.

mbonfil@unam.mx

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM