Taller Sie7e

Dos linternas o el discurso del presente

Cuando los que están para hacer cumplir la ley la trasgreden, cuando  los místicosceden ante las seducciones terrenales,cuando el progreso atenta contra la dignidad humana, la lógica de un orden se ha perdido.Es el momento de recapacitar sobre lo que entendemos porMundo y porVida.

En un ambiente saturado de información sobre corrupción, políticos y crimen, es fácil perder la noción de lo maravilloso cotidiano, y del sentido del presente.La oratoria política habla siempre de acciones y logros de un futuro imaginario (promesas de bienestar), la retórica judicial atiende hechos pasados (delitos ya cometidos). El discurso del presentelo teje en la vida diaria cada persona, en su capacidad de alegría, desarrollo, conexión, compromiso, evolución, y éxtasis de plenitud.   Es desde ahí, desde el universo personal, donde se construyela forma de ver y vivir (ser) en el mundo, en un silencio voluntario, que se aleje del ruido de lo cínico y lo malvado.  Es en ese momento de reflexión en el que importa más saber -quées uno mismo-que saber -quése piensa o se cree de la realidad-, pues el pensamiento suele ser engañoso. ¿Recuerda estos versos?: En este mundo traidor /nada es verdad ni mentira; / todo es según el color /del cristal con que se mira. En el poema de Ramón Campoamor, Diógenes ve sólo el mal y no encuentra a un ser humano, mientras el poeta ve bondad y humanidad en esa misma realidad:Como al revés contemplamos / yo y él las obras de Dios, / Diógenes y yo engañamos. / ¿Cuál mentira de los dos?

Esdecirque lo que se piensa es producto de una manera particular de pensar, de ordenar las ideas, que se aprendeo se adopta del entorno.Los pensamientos dependen del cristal que alguien o algoantepone a la razón del que piensa, por ello, las ideas y los juiciosson adaptables y manipulables y cambiantes. Las creencias (no la fe) provienen de la percepción de las circunstancias (los cristales). Lo que indica que en gran medida nos movemos (vivimos) siguiendo un juego de luces que buscan algo (una imagen) ya predeterminado por unaforma de razonamiento. Canta un poema: Seguid: veremos a qué luz impura del porvenir el caos se ilumina. 

Abandonando el adoctrinado y acomodaticio pensamiento, hoy se impone despertar la esencia existencial, recordar: soy un ser humano,creatura coexistiendo con un cosmos inagotable en su infinitud, que ha puesto en mi aliento este instanteúnico de vida, para ser un destello de su magnificencia. Hoy se impone responder desde el espíritu: qué se es, quién se es, antes de optar por la indiferencia estéril o por la participación plena a favor del Mundo y la Vida.