Taller Sie7e

Yo amo a Diego

Siendo realistas, un buen consejo es aplicar esta guía en cada instante de la vida:

1.- Verifica si realmente existes  / 2.- Verifica si tus interlocutores realmente existen / 3.- Verifica siel paisaje que te rodea realmente existe.

Recuerda que si tu pensamiento es lineal te convertirás en causa y efecto y leerás el mundo como tal, y el mundo te leerá de la misma manera.

Conocerte y construirte es esencial, pues quizá vivas como un personaje de novela, una creación de otro que escribe las líneas de tu destino y decide tus pensamientos y agravios, tu felicidad, y el motivo  o el desmotivo de tus días terrenales, y hasta de tus días postmortem.

La Naturaleza  es lo único que no es idea.  Y es la única idea que tenemos los humanos de lo que somos. Nos explicamos a nosotros mismos por pertenencia y semejanza con los mundos (las realidades) que nos alcanzan. Somos creados por aquello que nos cree y nos pronuncia; ysomos creadores de aquello en que creemos y pronunciamos.

Los escritores son exploradores del alma y su materia, más allá de lo aparente. A partir del Realismo Mágico, lo Real Maravilloso y lo Real Trascendente, puede concebirse desde la Literatura y la Logoterapia, una teoría,de magnitud tal, que explique loprofundo denuestras emociones. Alejo Carpentier definía lo Real Maravilloso como lo maravilloso natural, el milagro testimoniado en lo cotidiano;yel Realismo Mágico como lo maravilloso fabricado, intuidodesde su composición artificiosa. Dicho en castellano puro: el realismo mágico es el camino de las posibilidades de lo real y sus derivaciones. Lo real maravilloso es el acto de caminaresas posibilidades, percibiendo las voces y sus significados en la materia y los seres. Ylo real trascendente,es la experiencia vital absoluta delos encuentros durante esa ruta, eldiálogo con el espíritu, desde el espíritu, al límite del espíritu.

Simultáneas a las realidades histórica ysocial, vibran las realidades libres de la causa y el efecto, poderosas y plenas, inexplicables y ciertas, reales y maravillosas, reales y mágicas, reales y trastocantes de lalógica.

¿Amas a alguien? Esa es la puerta franca hacia una realidad trascendente. Yo amo a Diego, ese bebé que ha llegado a mi vida para recordarme que existo en el amor de otros. Diego es tan real, tan mágico, tan maravilloso, que a veces creo que lo imagino.