Taller Sie7e

Instrucciones para barrer una escalera

Hace tiempo leí un texto de Cortázar llamado “Instrucciones para subir una escalera”. En una primera lectura la detallada descripción de cómo subir una escalera parece infantil. El autor da cuenta de que una escalera inicia con una protuberancia, o un hundimiento (depende si sube o baja) en el suelo en forma de ángulo recto, y que se repite en esa forma que se denomina “escalón”. Que se debe colocar un pie en él, siempre dejando el otro pie plantado en el anterior escalón.

No subir nunca los dos pies a la vez, pues el hecho de que el de derecha se llame “pie” y el de la izquierda también se llame “pie” puede causar confusión, y si se intenta posar ambospies mientras se va en movimiento, por no estar enterado de esta duplicidad y seguir las instrucciones sin atender  la  posibilidad de error, perderá el  equilibrio y caerá.Hoy, barriendo la planta la alta de mi casa, al llegar a la escaleraempuje al primer escalón la basura reunida, con el propósito de arrastrarlaescalón a escalón hasta llegar a la base y ahí recoger toda la basura de esa planta sumada a la de la propia escalera, cuando pensé: voy a ir ensuciando más cada escalón para después limpiarlo.Decidí entonces recoger la basura en eseprimer escalón  y barrer los demás escalones juntando su propia basura, pues estaban relativamente limpios a comparación de la planta alta. En ese tranceme dije: voy a escribir unas  “Instrucciones para barrer una escalera”.  Pondré ahí en relieve que “la escalera”  sirve para unir, o por lo menos conectar, un nivel a otro. Que la basura de un nivel hay que recogerla antes de ensuciar más el primer escalón.

Que en el afán de limpiar convertimos a la escalera en un reservorio de la basura de la planta alta, y un conducto para llevar más basura de un nivel al inmediato inferior.  Entonces, y sólo entonces, desde mi personal experiencia, pude hacer una lectura profunda de aquel aparente simple e irónico texto de Cortázar.Saber cuándo se va bajando y cuándo se va subiendo, saber si se está limpiando o ensuciando, saber que en la realidad a algunas cosas se le llama igual y no son lo mismo, detenerse a observar y describir los propios actos cotidianos, inconscientes, automáticos, aprendidos sin comprensión, imitados sin convicción,reconocerse como unser replicado, manipulado, masificado, es el camino para ser: autocrítico, patente, original, individuo… auténtica persona.