Género en su tinta

Autonomía sobre nuestro cuerpo

La autonomía sobre el cuerpo de las mujeres ofrece la posibilidad de gozar de una plena ciudadanía, las frases de: Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir, son mensajes que se deben tomar en cuenta para legalizar el aborto en un Estado laico considerándolo además como un problema de salud pública y un problema de justicia social. Si este fuera un tema de “conciencia” entonces habría que incluir la pregunta ¿quién se responsabiliza por las mujeres muertas por abortos clandestinos? Algunas consideraciones que todas y todos podemos reflexionarpara la despenalización del aborto: El aborto clandestino es una de las principales muertes maternas en el país y las más vulnerables son las mujeres de escaso recursos que no acceden a métodos seguros, a clínicas privadas y a información necesaria y terminan muriendo por abortos mal realizados en condiciones inseguras y en situación de desesperación mientras que el aborto ilegal representa un negocio millonario para los médicos que actúan en la clandestinidad; otro punto sería que el aborto es la solución extrema frente a una cadena de violencia por relaciones de poder asimétricas entre hombres y mujeres en las relaciones sexuales, siendo los embarazos no deseados producto de violaciones o por la negación de algunos hombres de usar métodos anticonceptivos.Entendamos todos/as que el aborto es una realidad ineludible y la criminalización no reduce la cantidad de abortos pero somete a las mujeres a prácticas inseguras que ponen en riesgo sus vidas, además la maternidad es una decisión de las mujeres, la posibilidad de planificar lleva a una maternidad elegida y deseada y ni el Estado, ni  nadie puede sustituir la decisión de las mujeres y forzarlas a llevar un embarazo no deseado como un destino único e inevitable, y legalizar el aborto no obliga a ninguna mujer a realizarlo si no lo desea.  El debate del aborto legal no debe ser ético sino político y de derechos, la ética es individual, cada quién decide lo que está bien o lo que está mal para su propia vida. Defendemos la vida de muchas mujeres que mueren cada año por abortos clandestinos. 


marthaisela@hotmail.com