Cartel de espejos

El imaginario en la pintura de Víctor González Avelar

La creación siempre es un misterio. ¿Es el talento o  son las musas las que inspiran al autor? ¿Qué es lo que provoca al ser humano a crear una obra que puede ser literatura,  pintura, una película, danza, música, historia?  Y ¿por qué  el impulso de crear?  ¿Desea el autor trascender en el tiempo y en la historia? ¿O  tiene la compulsión de decir aquello que  no puede contener en el corazón y en la mente y lo tiene dejar plasmado de alguna manera? Todas las respuestas caben en la frase “la creación es un misterio”.El libro  “Realismo Mágico” de Víctor González Avelar editado por la Universidad de Coahuila (2015) contiene las  imágenes de éste autor en tinta china.  El blanco y negro predomina en la mayoría de las pinturas,  pero de pronto irrumpen en algunos cuadros el color: los ocres, los dorados, azules, rojos, amarillos y negros que se despliegan en un mundo mágico en donde la flora y la fauna en el imaginario  de Avelar trascienden  en el espacio con movimientos y estelas de luz que nos invitan a transportarnos en el tiempo. La pintura y la literatura se entrelazan en este libro con los textos de Pablo Neruda, Juan José Arreola, Franz Kafka  y otros más. Andrés Henestrosa participa con fragmentos  de su hermosos libro: “Los hombres que dispersó  la danza”,  que por cierto  fue un amigo querido de Miguel Ángel Porrúa, de Víctor y mío.  Con don Andrés y Miguel Ángel me siento agradecida por haber participado  en el libro  libro “Imágenes que iluminan la memoria” edición que se hizo con motivo del concurso del mismo nombre en la Universidad Iberoamericana en donde fui directora del Archivo “Papeles de Familia”.   Miguel Angel editor del libro invitó a don Andrés a escribir esos textos laguneros hermanando Oaxaca y la Laguna.   La flora y fauna en la pintura de Avelar muestra el territorio interior de Avelar como bien dice Yves Bonnefey. El autor pertenece a la tierra semedesertica de la Laguna y por eso busca las selvas y trópicos.  Los verdes de todos los tonos  se confunden con sus escarabajos, sus iguanas, armadillos, cocodrilos, lagartijas  tortugas, y de repente aparecen pájaros: pelícanos, búhos, golondrinas, carpinteros, gorriones, cenzontles, garzas,  pavorreales y  las  águilas despliegan sus  alas y se confunden  en la luz  de las nubes en un sol brillante y planean con el viento. Otro motivo importante en la obra de Avelar es la serie sobre la  cultura maya donde el Rey Pakal y las noches mayas muestran a los hombres y mujeres en esa selva misteriosa que parece llamarnos a conocer.   Pero al final el unicornio es el que nos invita a  traspasar los límites de la razón y volar con la imaginación a esos mundos desconocidos: al misterio de la creación.  


mary_saldana2002@yahoo.com.mx