Cartel de espejos

Volver al Centro Histórico. El uso de suelo en las colonias residenciales

Los centros históricos en este país siempre han sido  un dolor de cabeza; de haber sido el espacio más importante de la ciudad por la fundación de la misma, poco a poco se fueron deteriorando. Los viejos centros empezaron a mostrar un deterioro en sus calles y edificios.  Con el paso del tiempo y debido a políticas gubernamentales los centros se fueron despoblando, ya que  se abrieron nuevos espacios.  En Torreón las primeras colonias fueron Los Ángeles y Torreón Jardín, con el tiempo  se fueron construyendo otros fraccionamientos para la clase alta,  media y media baja  ubicados fuera de la ciudad.  El centro se fue quedando sólo,  las terminales de autobuses que tenían sus estaciones en el primer cuadro también se cambiaron.La falta de estacionamiento en el primer cuadro de Torreón motivó que los dueños de oficinas dejaran el lugar y se fueran a las colonias residenciales, la mayoría de las veces infringiendo la ley, ya que el uso de suelo para las colonias es claramente residencial.  La autoridad se hizo de la vista gorda y los inquilinos infractores invadieron las colonias.  Un ejemplo claro es en la Colonia Los Ángeles, Nueva Los Ángeles y Torreón Jardín entre otras. Los centros históricos de otras ciudades empezando por la ciudad de México, Zacatecas, Saltillo, Durango, Guanajuato, Aguascalientes y muchas otras de nuestro país necesitaron la voluntad política para hacer efectivo el reclamo de una ciudadanía que pedía a gritos un centro digno, limpio,  con sus edificios restaurados y en orden con la ley. El gobierno de las  ciudades que nombré anteriormente y de muchas otras hicieron su trabajo, recataron sus centros históricos que hoy son motivo de orgullo y atracción turística y económica para las ciudades que han invertido en este rubro. El centro histórico de la ciudad de Torreón cuenta con atracciones culturales y turísticas como : el Museo del Algodón, el Museo Arocena, el Teatro Nazas, el Museo de la Moneda;  muy cerca del centro se encuentra  el Museo de  la Casa del Cerro  (de Federico Wolff), a unas cuadras el Museo del Ferrocarril. Todas estas  inversiones  en cultura tanto privadas como públicas son muy importantes y deberían atraer a un público numeroso, sin embargo  las autoridades municipales tienen que hacer mas. Lo primero es que lograr que haya seguridad en este sector para dar confianza a los visitantes, aplicar la ley con los dueños de edificios si se debe el predial hay que cobrarlo y dar incentivos a los para que se empiecen a restaurar edificios y  locales,  quitar todo tipo de anuncios para que se empiece a ver un centro limpio y en orden.La ley para el uso de suelo en las colonias residenciales se debe de aplicar para que estos infractores regresen al centro de la ciudad brindándoles algunas canonjías.  El esfuerzo que esta haciendo el grupo de “moreleando” y el gobierno municipal por volver a reactivar ese sector se tiene que convertir en una iniciativa para todo el centro.   Durango y Saltillo lo lograron.  Hoy le toca a Torreón restaurar el corazón de la ciudad:  El Centro Histórico. 


mary_saldana2002@yahoo.com.mx