Cartel de espejos

Universidad La Salle y el recinto al Canto Cardenche

Qué gusto haber sido invitada a la inauguración del  Recinto al Canto Cardenche el pasado 8 de agosto en   Sapioriz, municipio de Lerdo, Durango en la Comarca Lagunera. Un edificio  dedicado al canto Cardenche y que además será de usos múltiples: canto cardenche, danza, pintura entre otros.  El espacio  cuenta con un pequeño jardín con las plantas del desierto lagunero. 

El canto cardenche se  ubica a mediados del siglo XIX en esta región lagunera.  Un canto que es un lamento polifónico, a capela; el desierto, la soledad y la pobreza nutrieron las canciones que son parte de nuestra herencia cultural. El grupo está formado por don Genaro Chavarría, Guadalupe Salazar, Antonio Valles y Fidel Elizalde y  fue merecedor del  Premio Nacional de Cultura y las Artes.

La Universidad La Salle y su rector Luis Arturo Dávila  hicieron  una labor extraordinaria para   la recuperación del canto Cardenche en vías de extinción. 

El proyecto fue diseñado por la escuelas de Arquitectura, Mercadotecnia, Diseño Industrial y Diseño grafico de la misma universidad contribuyeron a esta magna obra Gustavo Montes, Elín  Pacheco, Emmanuel Soto, José Luis Espino, Erick Díaz,  Samara Cisneros, Mónica Cisneros y para el jardín botánico  Gerardo Vázquez.    La comunidad de Sapioriz colaboró durante todo el proyecto y su comisariado ejidal Cornelio Puentes García que abrió todas las puertas para que el proyecto llegara a buen fin. 

La Salle continúa con el compromiso de vincular a sus profesores y alumnos con proyectos socialmente responsables, amigables con el medio ambiente y que impacten positivamente en las manifestaciones de identidad cultural.  En este caso este nuevo recinto cultural será aprovechado por los habitantes de Sapioriz y otras comunidades rurales de la región para el desarrollo del talento lagunero.

El recinto dedicado al canto Cardenche  fue el esfuerzo de los estudiantes de la universidad que se sumaron a la campaña “Dona   un ladrillo para  Sapioriz”, igualmente empresas comarcanas apoyaron la construcción solidarizándose con la comunidad lagunera. 

La inauguración estuvo de lujo. Escuchamos el canto cardenche en un atardecer campirano que nos invitaba a recordar aquellos campos repletos de algodón. Otra muestra de nuestra identidad lagunera nos fue ofrecida por la comunidad de Sapioriz con una muestra gastronómica autentica del pueblo: asado, sopas de diferentes pastas, arroz, frijoles, tortillas hechas a mano,  gorditas de cocedor de diferentes rellenos como chicharrón con chile poblano, tamales, y dulces de leche. De regreso a Torreón acompañada de Gaby Nava, de don Ramón Nava y de Alberto González Domene, Alberto nos cantó algunas canciones cardencheras de su autoría.   ¿Qué más se puede pedir?  


mary_saldana2002@yahoo.com.mx