Cartel de espejos

Torreón y su programa editorial

El fomento a la lectura ha sido una prioridad del gobierno federal a través  de Conaculta y de la SEP;  se han gastado millones en campañas con resultados medianos, sin embargo tenemos que seguir ofreciendo talleres de lectura y no sólo para niños y jóvenes sino para adultos que son los que pueden influir en los jóvenes.

Los programas editoriales de los estados y municipios a través de los archivos, o Institutos de Cultura se han visto afectados por los presupuestos, ya que se privilegian eventos masivos con artistas populares que cuestan una fortuna y no esta mal promover la cultura popular, pero es imprescindible que haya un equilibrio para que también se apoye la publicación de libros de autores locales.

Sí los jóvenes y niños no conocen su historia regional, jamás van a sentir amor por su “matria” como decía Luis González y González.

El conocer la historia de la ciudad y del estado apuntala la identidad y orgullo de pertenencia. En nuestro desierto lagunero cada vez se imprimen menos libros de historia regional o de autores locales.

La creación de una novela, poemario, libro de ensayos o de investigación histórica es un trabajo intelectual que lleva años para que se concrete, para que en una segunda etapa se pueda publicar ese trabajo y compartirlo con muchos. 

Un acierto de la  actual administración ha sido el Centro Cultural y deportivo La jabonera ya que beneficiará a miles de torreonenses; ahora bien la educación se adquiere por medio de los libros, de la enseñanza de los maestros y  padres, de los museos, de talleres de arte, de música, danza y de historia por nombrar algunos rubros, sería conveniente y un gran éxito del ingeniero Riquelme  si  se empieza a promover la historia regional, su enseñanza y la publicación de libros, ya que sin duda alguna nos beneficiara como comunidad lagunera.  


mary_saldana2002@yahoo.com.mx