Cartel de espejos

Niños versus animales

En México cada día salen a trabajar millones de mujeres mexicanas dejando a sus hijos pequeños;   las que tienen suerte cuentan  con  guardería donde los niños estas cuidados,  las otras piden ayuda a familiares, la demás cierran los ojos y los dejan con sus otros hijos más grandes.  

Durante  el periodo escolar los niños mayores están protegidos hasta cierta hora, recordaran  que la SEP cambió los horarios hace años y ahora sólo se va en el turno de la mañana o de la tarde; una aberración porque dejan de tomar materias importantes. 

Estos niños mayores una vez que terminan su turno  van a estar en la calle y serán presas de delincuentes que los cooptaran para engrosar sus pandillas.    En diferentes  periódicos se han publicado noticias de niños (as) y bebes que han sido victimas de la violencia familiar y algunos padres, tutores o padrastros han llegado a  violar o matar a algunos de los pequeños. Y no he visto indignación por ningún partido o asociación por esta masacre.  

La niñez mexicana necesita miles de guarderías y de escuelas con turnos completos y en excelentes condiciones. La realidad es que las madres  mexicanas tienen que trabajar para dar de comer a sus hijos.   

El corrupto Partido Verde tuvo éxito con su campaña contra los animales del circo; una burda campaña publicitaria pagada con nuestros impuestos.  

Los  niños “bien”  y verdes tienen prioridades personales,  sin pensar en el bien de México. Nuestra niñez mexicana es primero que cualquier animal; nuestros niños tienen que tener los cuidados y oportunidades que les da por derecho nuestra Constitución.   ¿Será que estos “niños verdes” no  la han leído?  

Ahora resulta que como la campaña de los verdes fue éxito, otros políticos están emulando a estos innombrables. Señores dejen en paz las corridas de toros, dejen en paz a los animales del circo y pónganse a trabajar  para que haya más guarderías, para que las escuelas tengan buenas instalaciones, para que los turnos de las mismas sean con horarios más amplios, para que  a nuestros niños mexicanos se les de un desayuno o comida que contenga proteínas  para que sus cerebros puedan crecer.   

Un acierto  en Torreón de la administración del ingeniero Riquelme ha sido el Complejo de la Jabonera que  viene a ser un oasis en este desierto cultural y deportivo. Pugnemos porque nuestras escuelas sean de primera y exijamos guarderías para nuestros niños. Señores políticos su prioridad debe sur nuestra niñez. 



mary_saldana2002@yahoo.com.mx