Cartel de espejos

De Mirreyes y Huehuenches. La República traicionada

Como si fuera una telenovela de esas de televisa,  en México se están gestando “guiones” que superan en mucho la ficción de la pantalla chica. Sí, en esta nueva realidad mexicana encontramos: actores, actrices, payasos, futbolistas, “hijitos o hijitas de papi, es decir de diputados” que sin mérito alguno están contendiendo por diputaciones.

Claro, “si el voto los favorece” serán nuestros representantes en el Congreso. Un gobierno donde sus integrantes pretenden ser de la “realeza o de la casta divina”; en donde las élites abusivas de México viven en una esfera de cristal sin tener empatía con los pobres de México; que por cierto son más de la mitad, es decir mayoría;  en un país donde los méritos propios no valen para nada, sino al contrario se privilegia el compadrazgo y las relaciones, entonces  como ciudadanos no tenemos futuro en lo individual, ni como país  como bien lo ejemplifica  Ricardo Raphael en su libro el “Mirreynato.

La otra desigualdad”.Víctor Orozco historiador chihuahuense escribe un artículo sobre los valores republicanos y los modernos “Huehuenches” que vale la pena reflexionar.  

Nos comenta: “Han pasado casi dos siglos desde que se consumó la independencia nacional y se instaló la República, pero todavía resuena el grito burlón de Fray Servando Teresa de Mier lanzado a las ridículas cortes y órdenes caballerescas creados por el flamante emperador Agustín I en 1822.  

El revolucionario se puso las manos como bocinas y les espetó: ¡Huehuenches!. Cómo se sabe, éstos son personajes de carnaval. Muy bien colocó el apodo: estos nuevos aristócratas metidos en la política….., son también personajes de carnaval”.Los valores republicanos de igualdad, templanza,  moderación, sobriedad, honestidad  en  donde se  repudian los privilegios y se valora el  mérito personal como único criterio para recibir distinciones se han dejado de lado.

Nuestros líderes privilegian la opulencia, el lujo, el nepotismo traicionando a nuestra República, y a los mexicanos. Las  elecciones del 7 de junio son una oportunidad para mostrar nuestras preferencias o bien nuestro descontento. No queremos “Mirreyes” y menos “Huehuenches”. 



mary_saldana2002@yahoo.com.mx