Cartel de espejos

Iñárritu - diversidad. Trump – racismo

El premio del Oscar es un  reconocimiento importante para los actores, directores, guionistas, técnicos y muchas otras personas que trabajan en el medio cinematográfico. Esta industria genera billones de dólares para la economía de Estados Unidos con su música, su ropa, sus  series de T.V., etc., además de promover  el  “american way of life”, penetrando culturalmente en  todo el mundo. 

El año pasado Alejandro González Iñárritu  ganó 4 premios Oscar por  la  película de Birdman. En esa ocasión el neonazi  Trump comentó: “Fue una gran noche para México, como siempre, en este país (Estados Unidos), ya sabes, todo esto que pasa es ridículo”. Y dijo de Iñárritu  “no paraba de subir y subir y subir ¿Se va a llevar todo el oro? ¿Tan buena es (la película) ¿ Yo no he escuchado eso”.

En un año el neonazi se convirtió en un posible y muy fuerte candidato a la presidencia  de Estados Unidos por el partido Republicano. En todo ese tiempo a despotricado contra los mexicanos, musulmanes, chinos y japoneses con un discurso xenofóbico. El líder del Ku Klux Klan le concedió su apoyo.   

Y lo impensable ocurrió para desgracia de Trump y para alegría de México; en tres años consecutivos los mexicanos han ganado el Premio Oscar: Alfonso Cuarón por Gravity, Iñárritu por Birdman y este año por Revenant.  Esta última película generó 750 millones de dólares y el esperado Oscar para Leonardo DiCaprio. 

La teoría del neonazi de que México exporta violadores y traficantes se desmorona con el talento y el trabajo duro de los mexicanos que participan en la industria del cine norteamericano,  pero no sólo son ellos, sino de millones  que laboran   en ese país  aportando talento, ingenio y trabajo duro.

El  Dr. Mario Molina mexicano y  premio Novel es uno de los 21 científicos que forman parte del Consejo de asesores de Ciencia y Tecnología del Presidente Barack Obama, por nombrar uno de los muchos talentosos “latinos de Estados Unidos de América” como lo dijo Marc Anthony, el cantante .

En la premiación,  Alejandro habló de la diversidad y de la necesidad de ser incluyente: “… pero no sólo debe de haber oportunidades para los latinos, sino para los asiáticos, los nativo americanos, los afroamericanos, todos, creo que la diversidad es un tema importante que no debe empezar aquí, (en el premio Oscar) aquí es el último lugar donde acaba”.   Enhorabuena para Iñárritu, su equipo y para todos los mexicanos. 


mary_saldana2002@yahoo.com.mx