Cartel de espejos

El Implan para Torreón y la Comarca Lagunera

Desde hace varios años Eduardo Holguín anunciaba una crónica desoladora para la Región Lagunera.  Al igual que él otros periodistas y empresarios lo secundaban. En las páginas de Milenio escribía  sobre la situación económica de la Laguna, y proponía soluciones que no eran escuchadas por los hombres de poder. Fueron años perdidos para la Comarca Lagunera.    
Con cuchillo de palo Holguín siguió picando piedra. El Ing. Miguel Riquelme lo invitó a participar como director en el Instituto Municipal de Planeación  (IMPLAN).
El lunes 10 de febrero Eduardo ante empresarios, políticos y medios de comunicación presentó el escenario actual de Torreón y la Laguna.   Fue tajante, nada de maquillar la realidad que nos presenta un Torreón en materia de competitividad dentro de nuestro país con un deshonroso 44 lugar,  y en las estadísticas, nuestra ciudad se encuentra en la media baja.  Hoy  por hoy no les interesamos a los inversionistas, no somos competitivos.  Es por eso que es urgente elaborar  un plan de rescate para poder salir de ésta marasmo que venimos arrastrando desde los ochentas.
Al IMPLAN se invitó a un Consejo ciudadano que incluye a políticos, empresarios, universidades, representantes de la sociedad civil y de las diferentes Cámaras. El Consejo vigilará las siguientes áreas: seguridad, planeación urbana, salud, infraestructura industrial y de carreteras,  cultura, desarrollo económico, gobernanza, transparencia. La responsabilidad del Consejo es mucha y se les invitó para trabajar, ojo, a trabajar, ya que serán  la conciencia del gobierno, y velarán en conjunto para que nuestra región salga adelante y también deberán de ser consientes que la ciudadanía tendrá los ojos en ellos y en su actuar.
El economista Rodrigo Gallegos Toussaint director de Cambio climático y Tecnología del Instituto Mexicano para la competitividad (IMCO) señaló que para que  la ciudad de Torreón sea competitiva y pueda atraer inversiones hay 77 factores  que tiene  solventar para dar el gran brinco. La tarea se antoja gigante, sin embargo los laguneros  a través de la historia han demostrado que sí pueden trabajar en conjunto.
Los tiempos han cambiado y hoy contamos con una sociedad más participativa que exige transparencia, cero corrupción y la aplicación de la Ley para que “el plan” sea efectivo.  
Vale la pena  que el IMPLAN tenga éxito, va en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.  Además Eduardo Holguín después de ser un crítico del sistema ahora tiene el compromiso de poner en marcha los diferentes proyectos para sacar adelante a la ciudad. Veremos.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx