Cartel de espejos

Historia y poder. El periodismo de Scherer

A través de libros, de artículos de él mismo y de otros autores conocí a Julio Scherer;  un hombre que se antoja personaje de novela.  Mi primer acercamiento con él fue a través de Vicente Leñero, su amigo, su hermano con un libro: “Los periodistas”;  una crónica del despojo del periódico Excélsior, y el recuento de las redes del poder del gobierno y de los poderes facticos del país y   no sólo eso también las traiciones y envidias    dentro del mismo periódico. Todo ese entramado  lo retrata magistralmente Leñero.  En los setenta en Monterrey inicié mi carrera de comunicación en la  UDEM (Universidad de Monterrey) ,  mis  maestros: Irene Batiz, Mariano Ortega , Rafael Garza Berlanga, y muchos otros me enseñaron el mundo de las literatura, del  periodismo, de la publicidad y relaciones publicas.En este mundo académico  aparecía un icono que nosotros los estudiantes del Norte  admirábamos:  Julio Scherer el hombre  que desafió al sistema, el líder al que siguieron otros grandes periodistas para fundar Proceso y que tiempo después partirían  algunos de ellos  para fundar otros periódicos como el Uno mas uno y la Jornada. Para un periodista siempre se presentarán las tentaciones de poder y dinero y  será su propia ética personal lo que lo librará de esas redes.   La honestidad le dará credibilidad al hombre que escribe.  Scherer fue el periodista que conjugó la pasión por su profesión con la ética y cambió el mundo del periodismo dentro de una  dictadura perfecta y de una democracia también imperfecta. El maestro de muchos partió,  sin embargo su legado quedará para siempre en la historia del periodismo de México.  


mary_saldana2002@yahoo.com.mx