Cartel de espejos

Francisco Villa visto por Friedrich Katz

El hombre y hoy personaje mítico llamado Francisco Villa ha sido estudiado por muchos autores. Uno de ellos es el gran historiador Friedrich Katz  (Pancho Villa,  Era, México, 1998) este libro es una de las investigaciones más acuciosas que se han hecho de este personaje.  Katz revisa las tres leyendas de Villa: La épica, la negra y la blanca.   Y nos dice “Lo que las tres leyendas tienen en común es que no se basan  en documentos contemporáneos, sino más bien en reminiscencias, canciones populares, rumores, memoria y testimonios de oídas. También tienen en común que ninguna de ellas sea enteramente coherente consigo misma”.


Sí Francisco I. Madero construyó una utopía para un México mejor, Francisco Villa y su división del norte cambiaron la realidad existente por otra, que no era la utopía de Madero pero que desmanteló el México de ese entonces.


Como Katz lo señala “La división del Norte que Villa comandó fue probablemente el mayor ejército revolucionario que haya surgido jamás en América latina. La revolución que Villa encabezó fue la única verdadera revolución social que jamás haya tenido lugar en la frontera misma de Estados Unidos. . […]Tal vez sea aún mas excepcional el hecho de que fue uno de los pocos movimientos revolucionarios con los que un gobierno estadounidense trató no sólo de llegar a un acuerdo, sino incluso de forjar una alianza”


La revolución de Villa contaba con el apoyo del  pueblo y es por eso que era legitima a la vista de esa mayoría descalza y de una clase media que también lo apoyaba. Aún hoy lo siguen venerando, de ahí esa leyenda épica en donde hay corridos, canciones, imágenes.  En el pueblo del niño Fidencio hay una imagen de Villa, la gente le prende veladoras y los que saben dicen “que la fuerza esta en sus ojos” y que cumple las peticiones.
Lo que hace Katz en este magnifico libro es presentarnos a Villa en todas sus facetas y presenta al hombre con sus defectos y cualidades que contienen elementos de las tres leyendas.


No era el forajido de la leyenda negra, no era el ídolo de miles de la leyenda blanca,  no era el héroe mitológico de la leyenda negra.   Katz deconstruye las leyendas y se basa en documentos para presentarnos al Villa de carne y hueso.  Al Villa que puso en jaque a  Torreón con su división del norte y que hoy conmemoramos esa “toma de Torreón”  por nuestro general. 


mary_saldana2002@yahoo.com.mx