Cartel de espejos

Coahuila en espera y el bailongo continua

Después de las elecciones del  4 de junio,  la indignación de la ciudadanía de todas las clases sociales se dejo sentir con marchas pacificas en todo el Estado. Los candidatos  de los diferentes partidos se unieron para demandar  la anulación de  la elección a la gubernatura en Coahuila. Guillermo Anaya comentó que son 14 los agravios documentados.  Desde ese entonces  los medios de comunicación nacionales han estado cubriendo el proceso legal  de los demandantes  y de la ciudadanía que tienen como  bandera:  Por un Coahuila digno.  Las redes sociales también han hecho su trabajo.  mensajes, vídeos a favor o en contra. 

 
La demanda de Guillermo Anaya,  Javier Guerrero. Armando Guadiana y José Ángel Pérez ante el    INE y la Fepade  que son las instancias responsables y que se les esta pidiendo  que cumplan con su responsabilidad:  que la ley se observe y se aplique.  Sí no es así se sentaría un precedente atroz para la democracia en México y para nuestro sistema político. Ya que los ciudadanos  creen en las instituciones democráticas de nuestro País.  La pregunta es ¿Nuestra instituciones estarán a la altura?.  Javier Guerrero  en una entrevista comentó   “Es la última oportunidad para enviar un mensaje positivo para el 2018”. 

 
Por lo pronto Coahuila sigue teniendo una deuda de treinta y siete mil millones, doscientos mil pesos  y  el saldo de intereses  que se ha pagado   es  de veinte mil millones.  La restructuración de la megadeuda  se traspasó a Interacciones,  banco de los Hank Rohn. La cruda realidad es que seguimos igual que hace 7 años con una deuda que nos ahoga y que no va a dejar crecer a Coahuila por décadas.


Miguel Riquelme que tuvo experiencia con sus conciertos millonarios  en la Plaza Mayor de Torreón  se ha dado a la tarea   de  visitar los municipios de Coahuila  con bailongo y cantada  para celebrar el haber ganado la elección.  Un poco adelantado a los tiempos.


Por lo pronto la clase política en el poder   esta apostando al hartazgo de la ciudadanía,  lo cual esta lejos de ser una realidad.   Las asociaciones civiles se están organizando y han logrado hacer una red en todo el Estado.


¿Qué desean los coahuilenses?   Que se cumpla la ley,  que se respete a la ciudadanía,  democracia,  un Estado de derecho y de hecho,  finanzas publicas con transparencia, seguridad.  Un Coahuila digno para todos sus habitantes.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx