Cartel de espejos

Coahuila. Su cocina y su tierra

El 11 de mayo en el restaurante El Grillo en Polanco se presentó el Almanaque de la Cocina Nacional 2015 de Culinaria Mexicana del promotor e investigador  Claudio Poblete. Mi amigo Claudio me invitó a participar con un texto que titulé: Coahuila. Su cocina y su tierra.


Va una parte del texto publicado: La  geografía coahuilense y su clima determinaron la cocina del estado.  Nuestros desiertos,  sierras y uno que otro oasis,  como  Parras de la Fuente, forjaron el carácter de sus habitantes.  El agua siempre avara fue cuidada permanentemente y encausada por medio de canales y presas  para que llegara a la tierra y ésta diera su fruto. El mestizaje culinario llega con los colonizadores, con los nuevos cultivos y con el ganado que introdujeron los españoles a estas tierras del noreste, se inicia el mestizaje culinario en Coahuila. Una comida sencilla pero sabrosa y  enriquecida con nuevos ingredientes: carne vacuna, porcina, caprina y todos sus derivados, como manteca de cerdo,  tocino, chorizo, jamones, leche, queso, nata y crema. Los cereales  y granos como trigo, cebada, arroz, garbanzos y lentejas enriquecieron la alimentación, así como el azúcar, aceite y los árboles frutales (duraznos, manzanas, higueras, entre otros); el atole de  maíz  se hermanó con la leche de vaca y el azúcar perfumado con fruta,  vainilla o canela. Todos estos productos, combinados con otros originarios de México que fueron traídos a la región,  como chiles, tomate, miel de maguey, papa, maíz, tomate, calabaza, gallinas y pulque, dieron origen a  la cocina coahuilense.


Casa Madero es la heredera de la primera vitivinícola en América. En  1597 se le dota de tierras por parte del Rey Felipe II a don Lorenzo García, con el permiso de plantar viñas para  producir vino y brandy. El documento: “Está fechado  el 19 de agosto de 1597, firmado por el rey Felipe II”.


La cocina coahuilense, sencilla y deliciosa, tiene platillos típicos como la carne asada que se acompaña con salsa, tortillas de harina o maíz, cebollas y frijoles charros; otro platillo muy del norte es la carne seca  que se prepara en machacado con huevo o como botana doradita y con salsa. El cabrito al pastor, en chile colorado o en fritada son otros de los platillos típicos de Coahuila al igual que la barbacoa de pozo.  Los platillos de la  cocina coahuilense  han perdurado  a través de generaciones y las nuevas propuestas, utilizando ingredientes originales, han dado nacimiento a nuevos platillos. La cocina coahuilense  ha evolucionado sin perder su esencia.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx