Cartel de espejos

Braulio Fernández Aguirre De carne y hueso

En política es muy difícil que la gente hable bien  de un gobernante, sobre todo después de que deja el poder.  Sin embargo  de don Braulio hablaban bien en todo el Estado, y me preguntaba ¿por qué? Pasarían algunos años para comprender como era este personaje.
A don Braulio lo conocí por el ingeniero Heriberto Ramos González, querido amigo que siempre me apoyó cuando el padre David Hernández y yo con la anuencia del padre Luis Narro llevamos a cabo el concurso “Papeles de Familia” en la Universidad Iberoamericana Laguna que culminó en el actual Archivo Histórico.
En esa ocasión  don Heriberto donó sus “papeles” a la Ibero, al igual que don Jacinto Faya Martínez  y muchos otros personajes laguneros.  Don Heriberto organizaba con don Braulio varios desayunos en los que tenía a bien invitarme para platicar de historia de Torreón, de Coahuila,  la historia de ellos dos;  de cómo siendo presidente municipal don Heriberto y gobernador don Braulio hicieron lo posible e imposible para que se construyera  el Tecnológico de la Laguna.  Más tarde cuando fui coordinadora de investigación en esa misma universidad le publicamos un libro a otro querido amigo Roberto Orozco Melo: De carne y huesos (Universidad Iberoamericana Laguna, Miguel Ángel Porrúa, México, 1999). Otra vez comidas, presentaciones y anécdotas en las que Roberto hace que el lector “se muera de risa”.  “De carne y huesos” fue un éxito editorial, hasta ahora con dos ediciones y ya viene la tercera.  
Roberto retrata en este libro a gobernadores y políticos, no en la historia oficial,  sino que nos muestra a los gobernantes de “carne y hueso”, así en el libro hay algunas anécdotas de Don Braulio, por cierto simpatiquísimas que por falta de espacio no cuento pero que se encuentran en el texto.   Cuando fui la editora y presentadora del programa televisivo “Torreón Ciudad Centenaria” entrevisté a don Braulio en la Universidad de Coahuila unidad Torreón  en la biblioteca. Algunos  meses atrás había muerto doña Lucía, su esposa por más de sesenta años. En la entrevista hablamos de su vida, de su tierra: San Pedro de las Colonias, de su carrera de político: presidente municipal de Torreón dos veces, (1946 sólo algunos meses y 1958 – 1960), diputado, gobernador (1963-1969).
La entrevista se volvió personal, hablamos de ese otro personaje la gran mujer que estuvo a su lado apoyándolo: doña Lucía  y al hombre fuerte, educado, amable se le quebró la voz al recordar a su esposa y a la que esto escribe también.   Unos días después don Braulio me habló por teléfono para darme las gracias por la entrevista, se me adelantó, porque yo era la que estaba en deuda con él  por haberme dado su tiempo, por haber abierto su corazón y ahí comprendí porque la gente hablaba bien de él: por su sencillez, por tomarse la molestia de ser amable y considerado, pero por sobre todo haber hecho las cosas bien.   Un saludo a la familia Fernández Aguirre.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx