Cartel de espejos

Amarres perros

La autobiografía de Castañeda se va tejiendo en dos vertientes: la primera es su historia familiar y la segunda los sucesos relevantes de México desde la segunda mitad del siglo XX y  estos 15 años del siglo XXI.  

Las dos historias: la pública y la privada se encuentran retratados en una prosa ágil y a veces divertida. Castañeda revela “secretos” de la historia de nuestro país, ya que debido  a su historia personal tuvo acceso de primera mano a conocer hechos relevantes; su padre don Jorge Castañeda fue embajador y también  secretario de Relaciones Exteriores,  al igual que nuestro  autor en el sexenio de Vicente Fox.

Así Castañeda nos revela la matanza de Tlatelolco, las relaciones Cuba- México, y muchas otras anécdotas de nuestra historia mexicana que develan otra visión diferente de la que conocemos.

La visión de lo que él conoce y no necesariamente la visión oficial, ni una visión total. 

En un desayuno ofrecido por La Universidad de Coahuila  a los medios de comunicación, a intelectuales, lideres de opinión y  a empresarios tuvimos la oportunidad de  conversar con Jorge Castañeda y con Rubén Aguilar el estratega de comunicación en el gobierno de Fox.

Se trataron temas como la izquierda mexicana y el rumbo que va tomando los partidos comunistas europeos y la izquierda mexicana  ¿reformas o revolución?,  y definidamente lo que se necesita en México son reformas y no revolución: transparencia e impartición de justicia.  

Otra pregunta fue ¿ha Habido cambios en nuestra sociedad?  Sí los ha habido, aunque no lo que todos desearíamos;  se ha desarrollado una clase media baja que ha mejorado el nivel del país, sin embargo la clase media y media alta mexicana ha sufrido un deterioro en su nivel de vida, las desigualdad en el país también ha cobrado su factura. 

Problemas como: narcotráfico, armas, drogas, desempleo,  corrupción y una historia de amarres perros para llevar a cabo convenios y  arreglos que sólo se logran con diplomacia e inteligencia. Jorge G Castañeda fue uno de los primeros candidatos independientes que abrió un camino hasta entonces impensable para nuestra política mexicana.

Compitió y pagó el costo. Otro tema que se trató fue el de los periodistas y su papel en México. Rubén Aguilar dio cifras de los periódicos y pasquines de todo el país y la  cantidad de dinero que se les paga para hablar o callar.

Los periodistas ganan poco, así que es una tentación las ofertas que les ofrecen para “cambiar su ideología”. La política de un país se lleva a cabo por negociaciones, diplomacia y amarres a lo mejor no tan perros, pero sí se necesita hacer los nudos y bien hechos para que el país camine. 


mary_saldana2002@yahoo.com.mx