#MuroFronterizo

Cómo evitar recordar a Kennedy aquel 11 de junio del 63... "Mientras el muro es la más obvia y viva demostración del fracaso del sistema comunista, todo el mundo puede ver que no tenemos ninguna satisfacción en ello, para nosotros, como ha dicho el Alcalde, es una ofensa no solo contra la historia, sino también una ofensa contra la humanidad, separando familias, dividiendo maridos y esposas y hermanos y hermanas y dividiendo a la gente que quiere vivir unida."

Desde el Muro de los Lamentos; la Muralla China, el Muro de Adriano, el Muro de Berlín, hasta la Valla de Ceuta, no dejan de cuestionar la evolución del binomio seguridad y estado; me refiero a evolución principalmente por la medida violenta –que no deja de ser– y la consecuente parte segregativa que pudiera pensarse absurda en un mundo global.

Ayer, en su tercer día de mandato, el presidente de Estado Unidos de América, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para autorizar la construcción del muro fronterizo con México.

A propósito, en una entrevista que sostienen Robert Lefort y Michael Foucault en 1977, éste último advertía que "los viejos esquemas de lucha que desde el siglo XIX habían permitido combatir contra los nacionalismos y sus efectos opresivos; combatir contra el imperialismo, otra vertiente y otra forma del nacionalismo, y combatir contra los fascismos, esos viejos esquemas, digo, están caducos."

Sin embargo –decía– habría que confiar en la conciencia política de la gente. "Cuando les dices: "Viven en un Estado Fascista y no lo saben", saben que les mientes. Cuando se les dice: "Las libertades nunca fueron tan limitadas ni estuvieron más amenazadas que hoy", saben que no es verdad... En cambio, si se les habla de su experiencia real, de la relación inquieta, ansiosa que tienen con los mecanismos de seguridad.

¿Qué se deriva, en cuanto efecto de poder, de los mecanismos de seguridad social que van a vigilarlos día tras día?, en ese caso, entonces lo aprecian muy bien, saben que no es fascismo sino algo nuevo.

Lo que me llama la atención es la forma, llamémosle anti evolutiva, del movimiento de desarrollo de los estados, que ya no está en su rigidez como antes, sino en su capacidad de flexión y elasticidad.

Decía Kapuscinski; "la buena disposición hacia otro ser humano es esa única base que puede hacer vibrar en él la cuerda de la humanidad". Pero si bien se trata de un asunto de intolerancia intercultural a la que difícilmente vamos evitar... "No quedará piedra sobre piedra que no sea derribada".