Un diagnóstico oportuno

Este 4 de febrero se conmemoró el Día Mundial contra el Cáncer, un padecimiento que, de acuerdo al último Informe Mundial del Cáncer de la OMS, se estima que en las próximas dos décadas podrá afectar a 22 millones de personas en el mundo, siendo que hasta 2012, se registraron 8.2 millones de nuevos casos.

Es en África, Asia, América Central y del Sur donde se concentra más de 60 por ciento de esta patología, de los cuales alrededor de 70 por ciento provoca la muerte.

Ante este escenario, diversos organismos e instancias internacionales insistieron en fomentar la cultura preventiva por el impacto de esta enfermedad, toda vez que de estas medidas dependen las posibilidades de éxito en un tratamiento.

De igual forma, se ha exhortado a difundir de forma dirigida las medidas preventivas respecto de los diferentes sectores de la población, ya que el cáncer se presenta de forma distinta para hombres y mujeres; así como para niños, jóvenes y personas mayores.

Los cánceres más agresivos son el de pulmón, estómago, hígado, colon y mama. Y el fumar es el factor riesgo más importante y la causa de 71 por ciento de las muertes en el mundo es por cáncer de pulmón.

En un reporte del INEGI publicado a propósito de este día, se dice que en México, de acuerdo a la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC), este mal es la tercera causa de muerte y estima que cada año se detectan 128 mil casos nuevos.

Otros de los datos que ofrece este documento para el Estado de México es que, durante 2011, de cada 100 personas menores de 20 años con tumores malignos, 14 lo tienen en órganos hematopoyéticos, siendo principalmente por leucemia.

Para 2012, el cáncer de mama se ubicó en la tercera causa de muerte entre las mujeres de 20 años y más. Otro dato al que debemos prestar especial atención y seguimiento es al que nos ofrece este mismo instrumento, respecto a que de las personas con cáncer en 2011, 27 de cada 100 hombres y 21 de cada 100 mujeres de 20 años y más, padecen este problema en órganos digestivos.

Para la población mexiquense, en 2012, del total de defunciones registradas (72 mil 001), de acuerdo a los datos de INEGI, 12.1 por ciento se debieron a algún tumor (8 mil 733), de las cuales, el 93.6 por ciento (8, mil 178) por neoplacias malignas.

Aunque las campañas que se despliegan a en todo el territorio nacional son cada vez más efectivas e intensivas, mucha gente sigue falleciendo a causa de esta enfermedad; sin embargo, hoy tener cáncer no necesariamente implica una sentencia de muerte.