El debate polarizado

"En última instancia, la adicción no es más que un viaje, desde la libertad de consumir una droga hasta la esclavitud de no poder dejarla... Desafortunadamente millones de jóvenes en el mundo sólo tienen boleto de ida". Con esta reflexión el doctor Rafael Velasco Fernández redondea la importancia del trabajo que presenta con su libro "La mariguana: el debate".

"El debate" en torno a la mariguana está permanentemente polarizado y para lograr avances importantes en cuanto a su legalización, despenalización, consumo, cantidad, etcétera, cada aporte debe traer consigo una postura que se respalde con bases científicas y este documento se suma con autoridad.

En su abordaje, Velasco expresa que incluso, si se decidiera legalizar todas las drogas, el mundo no se acabaría con una medida como ésa; sin embargo, dice, estaríamos facilitando comportamientos que llevan al deterioro de la razón.

Organismos internacionales de la talla de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas; así como la Junta Internacional para la Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) ha clasificado a la mariguana entre las drogas ilegales más adictivas y peligrosas.

Actualmente, en México el debate, concretamente sobre la legalización de la mariguana, tiene sus defensores con poco sustento científico. Por ello, tenemos la gran la responsabilidad de tomar una decisión considerando todos los elementos científicos, éticos, históricos, que nos permitan llegar a conclusiones saludables, tomando como ejemplo a otros países.

Estamos en una época donde son los adolescentes y jóvenes, el grueso de la pirámide poblacional en México, son quienes inician el consumo de alguna droga a edades cada vez más tempranas.

De tal manera que las acciones anticipatorias, para prevenir el consumo, deberán estar desarrolladas para insertarse en los consumos culturales de los adolescentes como es el caso de redes sociales.

Por otro lado, es necesario darles información sobre riesgos y daños de manera que les permita tomar decisiones informadas respecto a su consumo, a sabiendas de la gran competencia de datos e información distorsionada que existe en internet y que está a un "click" de distancia.

Este llamado busca convocar a todos aquellos que tienen la posibilidad de influir en la formación de los menores de edad, sobre todo en el contexto actual de una cultura de lo inmediato que atrapa cada vez a más jóvenes.