Vivienda, mitos y realidades

Hoy es un día importante para el sector de la vivienda porque estaremos celebrando el Segundo Foro Mitos y Realidades de la Vivienda, este año se abordará el tema Vivienda Digna y contará con la participación de los principales actores quienes además fungirán como panelistas en diversos temas relacionados.

Esta es una oportunidad de la que me congratulo de participar, especialmente porque hoy se vuelve una obligación –prácticamente- el desarrollo de políticas públicas acordes a las implicaciones de las zonas metropolitanas y conurbadas si lo que se trata es de aspirar a la gobernanza.

La expansión urbana desmedida es un factor común de la vida en sociedad, el ser humano tiene una tendencia natural a la metropolización, la Zona Metropolitana del Valle de México ha tenido un incremento poblacional del 42% en los últimos 30 años, pero en esos mismos años el territorio metropolitano creció un 257%, llegando a ocupar tres estados distintos.

Las conurbaciones están reguladas por la Ley General de Asentamientos Humanos, ahí está el procedimiento para declarar una conurbación, en la cual la Federación, las entidades federativas y los municipios convienen su delimitación, extensión y acciones.

Aunque la regulación de estas situaciones fácticas sea un gran acierto, es claro que tenemos muchos retos por lograr, una zona metropolitana significa una cantidad considerable de problemas económicos y sociales, pero también una fuente de oportunidades en ingresos, inversiones, y especialización.

Hay que recordar que a través de esta nueva política de vivienda se construyen los cimientos para enfrentar la demanda de vivienda de los próximos 20 años y su desarrollo debe incorporarse a una política integradora que permita el desarrollo equilibrado, garantice sustentabilidad y propicie la mejora continua de la calidad de vida de sus habitantes.

Y para hacerle frente, para enmarcar la implementación de la política integral de desarrollo que vincule la sustentabilidad ambiental, con costos y beneficios para la sociedad, que busque una planeación integral del territorio, considerando el ordenamiento ecológico para lograr un desarrollo regional y urbano sustentable.

De esto debatiremos durante el foro y, por supuesto, de los desafíos que tenemos y que buscamos resolver y de aquello que permita la creación de instrumentos y mecanismos necesarios que deban quedar asentados en una Ley General y consolidar una sola visión sobre la política pública de vivienda sustentable en el país.