Urbanistas

Este martes se llevó a cabo la celebración el Día del Urbanista Mexicano. Los urbanistas cumplen una importante función social, esencial para el cumplimiento del derecho a la ciudad y de otros derechos humanos derivados de éste. Su trabajo permite mejorar la calidad de vida de los habitantes, propiciando una convivencia pacífica, ordenada, armónica y justa.

El arte de hacer ciudades es una actividad compleja y multidisciplinaria, engloba un conjunto de conocimientos para el estudio, planificación y ordenación de los espacios y el territorio. Respondiendo a la dinámica económica, jurídica y cultural, de cada uno de los centros de población.

El crecimiento de los centros de población sin una planeación urbanística adecuada afecta negativamente la calidad de vida de sus habitantes, disminuye o incluso elimina las ventajas de conectividad y acceso a los servicios e infraestructura.

Actualmente 3 mil 700 millones de personas viven en ciudades y se calcula que, en el año 2050, esta cifra se duplicará. Es por ello, que las ciudades deben ser tratadas como territorios con gran riqueza y diversidad económica, ambiental, política y cultural.

En México al igual que en otros países en desarrollo, existen procesos acelerados y desordenados de urbanización, los cuales han provocado la degradación y contaminación ambiental, la privatización del espacio público, la generación de pobreza urbana y la exclusión social de sectores de la población.

Garantizar el "derecho a la ciudad" implica el cumplimiento de principios específicos como una gestión democrática, el ejercicio pleno de los derechos, la no discriminación, la protección de grupos vulnerables, y el compromiso social del sector privado, entre otros.

La Nueva Agenda Urbana tiene como finalidad enfrentar los desafíos de la rápida urbanización, por medio de una serie de objetivos generales, como el desarrollo de ciudades sostenibles y compactas, preservación del medio ambiente y planificación de espacios públicos y asentamientos informales con participación de los residentes.

A través de la Reforma Urbana en nuestro caso como país, impulsada por la nueva Ley General de Asentamientos Humanos, se generará la pauta para la construcción de ciudades que respondan a las necesidades presentes y futuras de los habitantes, permitiéndonos reducir la brecha de desigualdad urbana, producto de modelos urbanos caducos, ese es el objetivo, no menor, por cierto. Por todo ello, una sincera felicitación a los urbanistas.