Salud mental materna

Durante el embarazo y el periodo posterior al parto, las mujeres sufren de diversos cambios hormonales los cuales pueden generar trastornos mentales en las madres.

Los problemas que causan estos trastornos constituyen una serie de padecimientos severos que pueden incluso llevar a las madres al suicidio. Este es un fenómeno frecuente en madres primerizas, sin embargo cerca del 25% de las embarazadas puede experimentar algún malestar psíquico.

De acuerdo con la asociación Postpartum Support International, la depresión es la principal causa de incapacidad de la mujer; este no es un padecimiento exclusivo de un solo país, raza o cultura, se repite a lo largo del globo durante el primer año posterior al parto, aunque puede iniciar durante el embarazo, así como algunos días o meses posteriores al alumbramiento.

Es importante hacer énfasis en la salud mental materna, ya que las mujeres son la base para el desarrollo y posterior crecimiento de los hijos, las madres que sufren de experiencias negativas o malestares psíquicos pueden afectar los procesos normales físicos, cognitivos y emocionales tanto de fetos como de recién nacidos.

Por la importancia y la necesidad de actuar para resolverlo, la Organización Mundial de la Salud publicó una guía para tratar la depresión perinatal titulada "Thinking Healthy, a manual for psychosocial management of perinatal depression" donde se establecen recomendaciones para mejorar el proceso del embarazo y mantener intervenciones psicológicas en favor de las mujeres y los niños.

Desde 2015 se iniciaron trabajos para buscar establecer el Día Mundial de la Salud Mental Materna; en este sentido, diversas asociaciones a nivel internacional han buscado que dicho día sea declarado el primer miércoles de mayo.

Esta iniciativa va de la mano a la posición de nuestro país planteada por medio del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz para responder a la convocatoria internacional y sumarse al Día Mundial de la Salud Materna como una forma de que se haga visible y se atienda de un mejor modo la depresión de las madres durante su embarazo o en el posparto.

Por lo que, a fin de visibilizar el problema de salud pública que representa la salud mental materna y en atención a la convocatoria internacional que busca hacer frente a este problema trasnacional que aqueja a las madres del mundo, ayer presenté en la Comisión Permanente del Senado una iniciativa con la que se plantea sea declarado el primer miércoles de mayo como el Día Nacional de la Salud Mental Materna.