Nueva agenda de ciudades inteligentes

México requiere una reforma constitucional integral, que aborde los puntos más sensibles del ordenamiento territorial, pues si queremos una mejor calidad de vida, la llave que abrirá la puerta será el desarrollo metropolitano, definitivamente.

Lo que implicaría esta reforma son de entrada las modificaciones a los artículos 25, 26, 27, 115, y 116 constitucionales, y debe reconocer el desarrollo ordenado y sustentable de las regiones urbanas como base económica del desarrollo de la nación; y por supuesto la creación de un marco jurídico sólido para que el sistema de planeación democrática del desarrollo nacional reconozca la nueva situación urbana, incluyendo las zonas metropolitanas como eje del desarrollo.

Estas consideraciones las abordamos este martes en el marco de la jornada inaugural de la Smart City Expo Puebla 2016. Siendo estas la oportunidad donde especialistas en la materia y por supuesto autoridades locales de diversas demarcaciones se dieron cita, insistí en que deben revisarse las protecciones constitucionales que buscan preservar el uso de la tierra, someterse a un examen extenso para responder a las necesidades de la población, pues los principios rectores de la propiedad ejidal y comunal, en algunos casos ya son obsoletos y se deben redefinir los mecanismos de aprovechamiento del suelo.

En el Congreso de la Unión estamos trabajando para aprobar normas referentes a la concurrencia de facultades y responsabilidades que regulen el diseño y la construcción de las metrópolis; apostamos por nuevos esquemas que, sin dañar la soberanía de Estados y municipios, reconozcan el fenómeno metropolitano dando soluciones eficaces y eficientes a los asentamientos humanos, las viviendas y sus servicios.

Y es de celebrarse que Smart City Expo Puebla 2016, haya dado el espacio -cada vez más urgente- para el abordaje, vinculación e intercambio de experiencias a fin de discutir las tendencias en modelos de gestión de ciudades sustentables, participativas, equitativas, urbanismo y modalidad, tecnologías urbanas y emprendimiento digital.

Estoy convencida de que el trazo que logremos concebir como autoridades locales en cada una de las grandes metrópolis, será el trazo de la salud, orden, seguridad, sustentabilidad y dinamismos de las futuras generaciones. Debemos acerca en todo momento a los gobiernos locales a la nueva agenda de las ciudades inteligentes.

Smart City es un concepto surgido en Barcelona, España, e indica que una ciudad apuesta por un nuevo modelo de gestión urbana, capaz de responder a las necesidades de sus habitantes, y hoy en día está hecho para la equidad social de las ciudades; que sea para bien del próximo urbanismo mexicano.