Monedas para salvar a la Monarca

En su ruta de casi 5 mil kilómetros desde Canadá hasta Michoacán y el Estado de México, la mariposa monarca poliniza vastas extensiones del subcontinente, generando un servicio ambiental de valor incalculable para los tres países de Norteamérica.

Por ello, el santuario de la Mariposa Monarca resulta de gran importancia, tanto como su ruta migratoria; sin embargo, ésta presenta un gran número de obstáculos, retos y peligros que año con año crecen.

Durante los años noventa diecinueve hectáreas de Michoacán y el Estado de México se cubrían al llegar las mariposas monarca, mientras que en 2014 se cubrió menos de una. Aun cuando en 2008 esta especie fue declarada por la UNESCO patrimonio natural de la humanidad.

Hoy por hoy es necesario que México lidere este tema a nivel internacional y genere proyectos de alto impacto en los estados que conforman la ruta migratoria: Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, San Luis Potosí, Jalisco, Querétaro, Guanajuato, Michoacán y el Estado de México.

Ayer, en el Senado de la República llevamos a cabo la presentación de la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se establecen las características de diversas monedas conmemorativas, alusivas a la mariposa monarca.

El objetivo es contribuir a mitigar el daño ambiental causado en las tres naciones que integran dicha ruta migratoria, pero particularmente en nuestro país, mediante acciones concretas: un diagnóstico científico, un programa de educación, impulso de actividades económicas sustentables en las comunidades por donde pasan las mariposas monarca y el lanzamiento de una plataforma internacional de monitoreo y apoyo.

Es importante enfatizar que el principal aliado que la mariposa monarca puede tener en México es el desarrollo rural sustentable. Si logramos elevar la calidad de vida, ingresos y educación ambiental de las familias en los estados que las mariposas atraviesan, entonces sabrán cómo proteger la Ruta Monarca, que siempre debe ser, además de un patrimonio, un orgullo internacional para México.

Igualmente se requiere incorporar a científicos y expertos para lograr que las mariposas monarcas que llegan a los santuarios en México vuelvan a contarse por millones, preservando a la especie y por ende beneficiando al medio ambiente y la economía de la región.

Se trata de implementar una respuesta integral a un reto común: salvar a un aliado milenario de América del Norte.