México frente a la diabetes

Al ser un reto que enfrentar para el estado como una emergencia sanitaria, desde el Senado de la República se hizo la propuesta a la Secretaría de Salud, de implementar los "Centros de atención integral del paciente con diabetes" en los hospitales de segundo nivel del país, a fin de contrarrestar el ritmo elevado de ocurrencia de diabetes en la población y sus secuelas.

Se busca que estos centros existan bajo las ideas de coordinación, articulación e integración de los servicios de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, pero en especial para propiciar el enlace entre las unidades médicas de primer contacto con el hospital para el seguimiento de pacientes.

Se promoverá la visión integral en la atención del paciente diabético a partir de los esquemas de formación de los profesionales de la salud en los niveles técnico-universitario, así como el impulso de políticas públicas específicas para atender el problema de salud con la concurrencia de los tres órdenes de gobierno, involucrando al sector privado y social.

En materia de salud México enfrenta las consecuencias de un elevado número de habitantes con sobrepeso y obesidad, las cuales son determinantes en el incremento de enfermedades crónicas y fallecimientos.

Y es que las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) representan el 63 por ciento del número total de muertes anuales a nivel mundial, principalmente en los países de ingresos bajos y medios.

En le mundo cada 10 segundos se presentan tres nuevos casos de Diabetes Mellitus, lo que representa un reto para los sistemas de salud, pues se estima que para 2030 la cifra se elevará a 552 millones de enfermos.

En México, existen más de 10 millones de personas con diabetes; por lo que en 2012, esta enfermedad paso a ser la segunda causa de muerte entre la población. Incluso, la Organización para OCDE reporta que México tiene la tasa más alta de obesidad en adultos de los países que agrupa.

El país gasta 15 por ciento del presupuesto de salud en la diabetes, siendo el que más porcentaje destina en el mundo al respecto. De cada 100 pesos que se gastan en la atención de esta enfermedad, 52 lo aportan los pacientes, 30 el IMSS, 11 la Secretaría de Salud y 7 el ISSSTE.

Entre 2006 y 2012 cerca de 500 mil personas fallecieron por diabetes y de continuar así, para 2018 se esperan alrededor de 800 mil.

Los costos entre 2000 y 2008 pasaron de 35,500 millones de pesos a 67,000 millones de pesos. De continuar con esa tendencia, el gasto podría aumentar a más de 150,000 millones de pesos para el 2017.M