Infonavit, UMA y salarios mínimos

¿Qué debemos saber de la Reforma al Infonavit en materia de desindexación del salario mínimo, qué implica, cómo ayuda esta reforma a los trabajadores?

Debemos recordar que el 27 de enero de 2016 se publicó la reforma constitucional en materia de salario mínimo; esta reforma cambia el término salario mínimo, que se usaba en las leyes como una referencia para multas o cualquier contribución, para sustituirlo por la UMA (unidad de medida y actualización).

Cambiar el salario mínimo por la UMA permite que el monto del salario mínimo pueda aumentar sin que signifique que aumenten los montos de las contribuciones, permitiendo que sea un salario competitivo con mayor poder adquisitivo que mejore las condiciones de vida de los trabajadores.

La reforma busca que las leyes donde se use el salario mínimo como medida para multas y contribuciones, se sustituya por la UMA, esto es muy sencillo en la gran mayoría de los casos, en vez de decir 250 veces salarios mínimos debe decir 250 veces la unidad de medida y actualización.

Pero en el caso de vivienda no es tan fácil el cambio, pues desde la década de los 80, se han otorgado millones de créditos de vivienda por el Infonavit y son medidos en veces salarios mínimos.

Afortunadamente, con las reformas que hemos trabajado para el Infonavit, desde 2015, la gran mayoría de los créditos que se otorgan son en pesos, este fue un cambio trascendental porque las personas prefieren tener certeza conforme a cuánto recibirán y el costo que tendrá su crédito.

Con la reforma buscamos quitar de la Ley la posibilidad de otorgar créditos en veces salarios mínimos, aunque como medida transitoria los trabajadores pueden ir a solicitar un crédito en veces salarios mínimos solo los próximos 2 años (contados a partir de la reforma constitucional).

Además del otorgamiento de créditos, existe en la ley una referencia a la tasa de rendimientos de la subcuenta de vivienda.

La subcuenta de vivienda está conformada por el dinero que los trabajadores que cotizan al Infonavit aportan mes con mes por medio de sus Afores y es abonado por la participación de sus patrones; este dinero se acumula y sirve como ahorro para el momento en que los trabajadores quieran usarlo para comprar alguna vivienda.

Para los créditos ya otorgados en salarios mínimos, en caso de que el salario mínimo aumente por encima de la UMA, no podrán actualizarse los créditos a una tasa superior a la de la UMA; así el instituto gozará de finanzas sanas y, los trabajadores mejores posibilidades de tener una vivienda.