Día Nacional de la Mujer

El día de hoy, durante la sesión en El Pleno del Senado, habré de someter la iniciativa con proyecto de decreto con la que se declara el 28 de mayo como Día Nacional por la Salud de la Mujer.

Las mujeres realizan una labor extraordinaria en la que, además de ser el soporte emocional de nuestras familias y de fungir como columna vertebral del hogar, tienen que trabajar y en muchos casos, como el de las jefas de familia, son el único sustento de las mismas.

El camino no ha sido sencillo, pero se han roto obstáculos y estereotipos lográndose importantes avances en materia de equidad y, con la participación activa de las mexicanas, día a día se enriquece.

La OMS ha reconocido que, debido a las diferencias biológicas y sociales, el simple hecho de tener uno u otro sexo impacta directamente en la salud, especialmente porque las mujeres y niñas se encuentran en una situación de desventaja gracias a factores socioculturales.

Estas desigualdades van desde las relaciones de poder entre hombres y mujeres, las normas sociales que reducen la posibilidad de recibir educación y encontrar oportunidades de empleo, la atención exclusiva a las funciones reproductivas de la mujer y el padecimiento potencial o real de violencia física, sexual y emocional.

Uno de los objetivos del milenio, establecido por la ONU, es mejorar la salud materna, pues se estima que, en el mundo, cerca de 10 millones de mujeres cada año quedan con una discapacidad o secuela grave producida por una complicación en el embarazo; este tipo de complicaciones, si no se tratan de manera eficaz y oportuna, ponen en riesgo la vida de las mujeres.

Sin embargo, la salud de la mujer no es una cuestión que se agota en la salud materna. A nivel mundial, 35% de las mujeres sufren o han sufrido de violencia y, por lo menos, un quinto de la población femenina asegura haber sufrido abusos sexuales antes de los 15 años.

La información del Censo 2010 muestra que de cada 100 hogares 25 están a cargo de una mujer, por lo que atender la salud de las mujeres significa brindar un apoyo sustancial a las necesidades de la columna vertebral de toda familia.

El 28 de mayo habrá de ser un día que no solo abra el debate, sino que sea el inicio de un trabajo constante y que, año con año, nos lleve a recapitular resultados. Que sea el motivo para promover tanto la participación de la mujeres en cuanto a la prevención, como la discusión de programas y políticas públicas en favor de la salud de las mexicanas.