Confianza para la inversión en México

Continuando con el fortalecimiento de la industria inmobiliaria, la semana pasada, durante el evento en Los Pinos "Inversión inmobiliaria: Confianza en el crecimiento de México" que presentó la ADI (Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios) constatamos que el sector está moviendo a México con 279 proyectos nuevos de los cuales 117 serán desarrollos de vivienda.

Claramente se trata de los grandes esfuerzos tanto por parte del Gobierno Federal como de los empresarios de la industria. Con una inversión de 18 mil millones de dórales, este binomio moderniza y transforma las ciudades más importantes de nuestro país.

Y este crecimiento está sustentado en las acertadas políticas públicas que ha impulsado nuestro Presidente, haciendo ajustes pertinentes en el sector para potenciar el desarrollo.

La evolución positiva del sector inmobiliario se aprecia en la confianza de inversionistas, constructores, empresas en expansión y de familias que se encuentran formando ya su patrimonio, y seguimos con las buenas noticas, ¡todavía tenemos mucho que dar!

Por ejemplo, en las ciudades más importantes del mundo como París, que tiene una densidad de 300 habitantes por hectárea o Berlín que tiene 200 habitantes en la misma proporción, puede observarse en contraste que la ciudad de México apenas cuenta con 40 habitantes por cada 10 mil metros cuadrados y en el Estado de México se tiene un rezago habitacional de 745.6 mil hogares, es decir, solo en la ciudad de México y el Estado de México existe un gran potencial para el desarrollo de proyectos ordenados y sustentables y si hablamos del territorio nacional toda la industria tiene grandes retos por delante.

Los actores fundamentales del sector, ya lo decía nuestro Presidente, son clave para acompañar los esfuerzos de inversión inmobiliaria para acelerar el dinamismo de la vivienda y crear ciudades integrales mejor planeadas y, por supuesto, los organismos de vivienda se encuentran haciendo una labor muy importante.

Los desarrolladores buscan certidumbre jurídica para estos proyectos, y ciertamente la tienen, pero saben que seguimos trabajando para enmarcar las reglas operativas; desde el legislativo estamos ciertos que existe confianza en México, que el país se está moviendo y que las reformas impulsadas en esta administración rinden frutos. Asumimos el compromiso de contagiar la confianza de nuestro sector a otros sectores para la inversión en México y crear mejores condiciones de vida para todos sus habitantes.