Auxilio forestal

Algunas de las bondades o servicios que proporcionan los bosques tropicales van desde la producción de oxígeno, propiciar la filtración de agua al subsuelo y la consecuente recarga de mantos acuíferos, hasta la producción de materia orgánica. Nos proporcionan madera, materias primas y son el hogar de diversos animales y especies.

A propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Preservación de los Bosques Tropicales, se hace hincapié a la disminución mundial forestal, ubicándose las mayores pérdidas de estos bosques en Suramérica y África.

Datos que ofrece la FAO a propósito de este día, revelan que durante el periodo 1990 y 2010, la superficie forestal en el mundo se redujo cerca de 5.3 millones de hectáreas al año, lo que se asemeja a una pérdida neta equivalente a casi cuatro veces el tamaño de Italia. Lo preocupante es el dato que revela un estudio mundial en teledetección, que mostró que el total de la superficie forestal era de 3 mil 890 millones de hectáreas, 30 por ciento de la superficie total de la tierra.

En la actualidad, su rápido deterioro e incluso la completa destrucción de estas áreas han sido tema primordial en la agenda legislativa mundial, toda vez que el crecimiento de las poblaciones ha ido absorbiendo tierras que anteriormente eran sustentables, zonas crecientes e insostenibles con un altísimo nivel de destrucción ambiental.

Por supuesto las presiones económicas también vienen a sumarse a este grave daño al ecosistema forestal, como la explotación comercial de la madera y la tala clandestina.

Durante los años noventa, 19 hectáreas de Michoacán y el Estado de México se cubrían al llegar las mariposas monarcas, en 2014 se cubrió menos de una y, en gran medida, es el resultado de la degradación al ecosistema y la tala clandestina.

Al respecto de la preservación de estos bosques, durante la Cumbre Mundial de Legisladores 2014, representantes de diversos países coincidieron en que las comunidades locales son clave para la conservación, el desarrollo rural sustentable, elevar la calidad de vida, los ingresos y la educación ambiental de las familias locales. Sin embargo, es un asunto que implica a toda la población.

En nuestro caso debe enfatizarse que el éxito de las iniciativas al respecto, debe contemplar la importancia de la transversalidad para la coordinación interinstitucional y la concurrencia de los tres niveles de gobierno para el ordenamiento territorial que determina en gran medida el avance del deterioro ambiental.