Sur de Tamaulipas en la mira del mundo

La sociedad del sur de Tamaulipas siempre se ha esforzado por dar brillo y esplendor a esta tierra en donde vive, a través del desarrollo de empresas, como centro educativo de primera importancia, con múltiples grupos culturales ninguno por interés económico, promueven continuamente oportunidades abiertas a todos, con sus tradiciones y folclor como cuna de las Huastecas y su música única en el país, con varios poetas y escritores laureados con premios nacionales y dotada la ciudad de bibliotecas, como ninguna otra entidad en el estado, con un Metro dinámico y con sus estudiantes y deportistas que brillan en competiciones nacionales e internacionales...Sin embargo, todo ello ha sido opacado por la difusión de información negativa que aparece en diarios de Europa y de  los Estados Unidos, por ejemplo, lo publicado por Kurt Hollander y sus fotografías que pertenecen a edificios abandonados desde hace más de 50 años como dando una imagen que así es Tampico.

También se unió en esa difusión el Washington Post y próximamente aparecerá un reportaje de la agencia Reuter. Es lamentable que nuestras ciudades del sur sean objeto de semejante publicidad, cuando lo escrito y visto no corresponde a nuestra realidad, sino a un accidente que forzosamente tendrá qué desaparecer. No es que se trate de ocultar lo inocultable, sino se trata de denunciar la exageración que impacta necesariamente en las personas de otros países, que no dejan de alarmarse cuando ellas tienen amigos locales, sin considerar el desaliento que causan en los inversionistas de éste y otros países.  

Ante tal panorama, quienes  han decidido quedarse y no aceptar el papel de rehén, esforzándose por continuar con una  vida cotidiana y productiva, no tenemos otra opción que hacernos fuerte y presentar resistencia con nuestra actitud y decisión de defender lo nuestra con la presencia física, ánimo y esperanza. Retomamos las palabras de uno de nuestro líderes ciudadanos por la paz, expresadas al concluir una marcha de protesta: “ Amigos: el único motivo que nos une  a ustedes y a los integrantes de Tamaulipas por la paz es el amor  a nuestras ciudades y nuestro estado y anhelamos que regrese la tranquilidad y armonía para que nuestros hijos puedan vivir en paz.Somos padres y madres de familia preocupados por la grave crisis que estamos viviendo y queremos que nuestros hijos vayan y regresen a las escuelas... Que vayan y regresen a sus trabajos Que vayan y regresen a divertirseEn resumen que todo mundo viva en paz”.