México por la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres

Según el violentómetro del Instituto Nacional de las Mujeres, la violencia contra ellas inicia con bromas hirientes y termina en la más grave expresión: el feminicidio… cualquier manifestación violenta presenta escalones para llegar a él.

De acuerdo a informes validados, otras problemáticas graves que afectan la vida de miles de mujeres en México son la violencia sexual, que se repite en diez de veinticinco informes, y en cinco de éstos en violencia intrafamiliar.

El país vive un contexto de violencia generalizada que es, en parte, consecuencia de alguna estrategia de seguridad nacional, cuyo fin era combatir al crimen organizado y al narcotráfico y que causó la militarización de ciertas regiones del país. Como señala el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, “esta estrategia aunada a la corrupción, la impunidad, la pobreza y la desigualdad, ha exacerbado el patrón estructural de la discriminación y la violencia, impactando desproporcionadamente a las mujeres”.

Esta coyuntura se inscribe más en algunos estados de la república, dentro de una sociedad con una cultura patriarcal y valores misóginos que se reflejan en la actuación de las autoridades que se encargan de aplicar la justicia. La violencia ha sido normalizada y ha salido de las paredes del ámbito privado y familiar, catalogadas por el Estado mexicano como “daños colaterales” de la guerra contra el narcotráfico.

La desaparición de mujeres se asocia con su objetivación, percibida por años, pero que ha variado a formas todavía más preocupantes y utilitarias como instrumentos para aniquilar la vida y como medio para transportar drogas. Cuando pierden su valor de uso, se les desaparece, para que junto a sus cuerpos se entierre la verdad, el dolor, la justicia y violencia sexual. A pesar de que no se conoce a ciencia cierta el número de mujeres con destino incierto, ha habido un aumento en los últimos años… las instituciones no generan los datos e información estadística suficiente, dice un informe de Católicas por el Derecho a Decidir. El secretario Osorio Chong se comprometió con las Agendas Nacionales de las Américas en pro de la mujer, durante el foro “Desafío y nuevos retos para la erradicación de la violencia contra las mujeres”. Celebrado a fines de julio en Pachuca. Las organizaciones no gubernamentales, agencias internacionales y la academia recomiendan realizar campañas interculturales de información sobre los derechos de las mujeres y los mecanismos para protegerlas, integrando a todos los sectores de la sociedad civil y sus características, proporcionando mayor atención a aquellos grupos de mujeres con mayor vulnerabilidad.