México, país de la desconfianza

Resultado de faltar a la verdad, a la oportunidad de ofrecerla y de las llamadas “verdades a medias”, el mexicano promedio se ha vuelto sumamente desconfiado en lo que afirman sus autoridades gubernamentales.

Ante la proximidad de las elecciones del año 2018, prevalece la suspicacia sobre la legitimidad de obtener la candidatura por cada partido político, y luego, se reserva la credibilidad en las ofertas de campaña; de hecho, ya ha anticipado el ciudadano que desde antes de iniciarse, se estarán dando golpes bajos, guerra sucia y toda fórmula que para desacreditar a los otros contendientes… inclusive dentro de los mismos partidos.

Alejandro Moreno y la Segunda Encuesta Nacional de Opinión afirman que la confianza ambiental ha caído desde 1990 a la fecha, de 34% al 12%; pero la confianza en las instituciones está apenas con un 3% de los ciudadanos ante las declaraciones presidenciales.

Es el resultado directo en décadas de las normas de convivencia violadas sin llamar a cuentas al causante. La estadística indica que México está en el lugar 58 de 59 países como “paraíso” de la impunidad, con un 99% de impunidad delictiva (Índice Global de Impunidad, IGI-Mex 2016 IDLAP.2016 pp 12 y 22). Esto es francamente DESCONFIANZA, LA DUDA Y EL RECELO HACIA EL GOBIERNO aterrador porque nos coloca a todos los habitantes en desprestigio y vulnerabilidad.

Exclamaban nuestras piadosas abuelas ante situaciones de peligro: ¡“Dios nos encuentre confesados”! Ahora los padres de familia ven con angustia cuando salen sus hijos de casa… esperando que regresen.

Con respecto a los gobernadores del país, los ciudadanos reprueban a 29 de 32 (Nota de Milenio/Israel Navarro) en cuanto a la gestión que están realizando. En el área “baja” de la encuesta se encuentran 12 estados con apenas el 40% de credibilidad, y el 35.5% con algo de aprobación.

Vale mencionar a los gobernadores que poseen relativa “alta” aprobación: son de los estados de Aguascalientes, Hidalgo, Jalisco, Tamaulipas, Campeche, Querétaro, Guanajuato, Sonora, Durango y Yucatán, siendo este último con la mejor nota, el 62.8%, mientras Tamaulipas obtuvo 51.5 %.

Una preguntas dirigida a los ciudadanos fue: “Si el gobernador de su estado fuera su vecino, ¿le confiaría las llaves de su casa?” El 76 % dijeron ¡NO!

Un resultado que nos duele a los tamaulipecos es la calificación sobre las 10 entidades en que no es recomiendable vivir, encontrándose además del nuestro, los estados de Puebla, Michoacán, Morelos, Ciudad de México, Zacatecas, Estado de México, Veracruz, Guerrero y Tabasco… Tremendo golpe a nuestro orgullo localista que se intenta posicionar con la dinámica marca oficial del gobierno.

Pero como se titula el programa de TV con Cristina Pacheco: “Aquí nos tocó vivir”… Por ello tenemos que seguir trabajando más cada quién en lo que nos corresponde, y ya encontraremos cómo salir adelante.