Importancia de concursar las plazas

La dinámica del mundo competitivo reclama que para cada puesto de trabajo debe abrirse un concurso,  y así contratar a quien mejor califique. Este es un antiguo procedimiento de la empresa privada integrada dentro del ciclo de personal,  en la fase del reclutamiento y selección, de acuerdo a las especificaciones del análisis del puesto.De esta forma se trata de armonizar los intereses de la organización con los de la persona interesada en concursar,  porque de los objetivos misión y visión de  ésta y su  satisfacción en el desempeño, se derivará la productividad esperada.En el servicio público no existen objetivos económicos, sino de apoyo al desarrollo y cumplimiento con los propósitos de cada secretaría, derivado de un capital humano probado en el campo respectivo y también como producto de un concurso nacional que se publicita a través del Diario Oficial de la Federación. El ideal de contar con servidores de carrera certificados, al parecer no se ha estado corroborando con la permanencia, y las consecuencias desestabilizan las estructuras de la administración pública  porque  los nuevos ocupantes la mayoría de las veces no aprueban los exámenes de ingreso  y no cumplen los requerimientos documentales.El tema viene a propósito del concurso por las plazas magisteriales derivado de la reforma educativa que pretende resultados reclamados por la sociedad.

El objetivo es la profesionalización de la carrera y evitar la práctica de vender la plaza o heredarla, que es una de las causas del declive de la calidad educativa. El examen se aplicó este mes de julio de 2014 para ocupar plazas en preescolar, primaria y secundaria, con tres resultados posibles: insuficiente, suficiente y ampliamente suficiente, según criterios de evaluación de las autoridades de la Secretaría de Educación; no se especificó el puntaje mínimo ni los niveles de dominio para calificar como insuficiente, pero sí la certeza de que quienes obtengan este resultado devaluatorio, quedarán descartados de obtener una plaza en el campo educativo.La  novedad de este proceso, es que los docentes que dan clases temporales o por interinato y que  resulten con calificación de insuficiente, no podrán seguir en el desempeño y  por lo tanto no habrá  contrato definitivo. Al concurso por plazas se presentaron casi 150 mil aspirantes a dos tipos de evaluación con duración total de 6 horas, para conocer así objetivamente conocimientos sobre práctica docente y habilidad intelectual. Es el programa más importante para enfrentarse a las irregularidades históricas que se han reproducido en la educación en México, como son la venta de una plaza duplicidad de ésta y como objeto de herencia.  Todas las plazas vacantes se han puesto en concurso, tanto las de nueva creación, como las definitivas y las temporales.

A diferencia del concurso que se aplicó en 2008 que daba lugar a que el profesor reprobado podía regresar al aula bajo contrato temporal, ahora esto ya no será posible.¿Por qué hasta el presente año se llega a este proceso? ¿Qué acaso no se ha estado hablando desde todas las tribunas del problema educativo de México?  Las estadísticas de organizaciones internacionales como la OCDE han estado señalando desde hace varios lustros  su  baja posición en el ranking  internacional, pero ello no había sido posible se aceptara en términos de remediación. Todo presidente ha dejado al que sigue, la papa caliente de afrontar el problema de raíz. Mientras existan razones políticas para  resolver a fondo en los problemas fundamentales de México, nunca se llegará a la causa raíz. En el pasado se crearon y mantuvieron  liderazgos a conveniencia y el resultado ha sido el que ahora vivimos… y no sabemos cuántos años serán necesarios para hablar de ese pasado como superado y México consolide su visión de futuro.