Casos documentados de corrupción en México

Cuando se inicia un nuevo gobierno, los habitantes albergan razonable esperanza de que todo irá mejor… aunque sea un poco, especialmente en materia de transparencia, rendición de cuentas y en acciones concretas de anticorrupción.

El lector común, se entera mes a mes de acciones denigrantes de personas sin escrúpulos y proclive al dinero fácil.

El investigador en temas ambientales y destacado ecologista mexicano, Iván Restrepo, ha localizado y documentado varios casos de flagrante violación a la ética y a la falta de supervisión, con grave afectación a las personas.

1.- La empresa Anaversa elaboraba y almacenaba dentro de la zona urbana de Córdova, productos agroquímicos. Las denuncias de los habitantes fueron desoídas ante riesgos y por los olores e impacto nocivo de esa empresa; el 3 de mayo de 1991, se incendió, intoxicando a cientos de habitantes y contaminando las aguas causantes de cáncer a largo plazo. Allí tampoco pasó nada.

2.-Los manglares conservan el hábitat y protegen de la erosión, pero el Fondo Nacional de Fomento al Turismo vendió en Cancún a particulares el malecón Tejamar para construir  edificios y centros comerciales. Un  movimiento social detuvo el proyecto a principios de este  2016, pero ya se habían destruido 59 hectáreas de manglar. Ninguna persona causante de esto, ha sido molestada.

3.- Campesinos que defendían los bosques de Zempoala, fueron asesinados el 15 de mayo de 2007. Los culpables se esfumaron, los que ya habían destruido la riqueza natural.

4.- En marzo de 2012 mataron en Guerrero a dos activistas ambientales, indígenas mixtecos; también defendían los bosques de los talamontes; éstos y otros desmanes contra la población, no han sido atendidas, cuando ya se había prometido la acción de la justica.

5.- Más violencia contra los protectores del bosque como hábitat, se  originó en Ajuchitlán del Progreso, Guerrero. En este caso, murieron por ello Leonel Castro y su sobrino, a manos de personas  violentas  protegida por las autoridades.

6.- Hace cuatro años funcionarios y empresarios mineros prometieron proteger Wirikuta, lugar sagrado de los huicholes; el gobierno federal declaró reserva minera nacional 45 mil hectáreas pero allí hay 201 concesiones para realizar trabajos de explotación minera en un área de 300 mil hectáreas: extraen 100 unidades en oro y de ellas pagan 10 al fisco, y una a labor social, que equivalen a espejitos.

En síntesis, la corrupción y la impunidad son evidentes.